Actividades sin pensar del día a día

Te has preguntado ¿porqué muchas actividades diarias que realizas las haces sin pensar? Obvio seguramente no eres el único e intuyo que esto te ha pasado más de una vez y creo que esta es la razón del porque sucede…

Actividades sin pensar del día a día 3 1024x652 - Actividades sin pensar del día a día

Por lo regular hay actividades que forman parte de nuestra rutina diaria

en las que sólo empleamos las manos pero podemos darnos el lujo de que nuestra mente esté ocupada en algún otro pensamiento. Eso es porque nuestro cerebro es una máquina sorprendente, puede enviarle órdenes a los miembros del cuerpo involucrados en la actividad, al mismo tiempo que puede estar ocupado en otros pensamientos.

Esto está muy relacionado con la atención,

estudios han determinado que nuestra atención es efectiva sólo en un 20%, el 40% está ocupado en el pasado, 20% en fantasías (que pasaría sí….), 20% en el futuro (qué haré después de terminar aquí). Quiere decir que cuando estamos haciendo actividades diarias, tales como bañarnos, preparar algún alimento, nuestra mente se sabe estos pasos de memoria y puede ocuparse o en el pasado, o en soñar, o en el futuro.

Pocas veces estamos 100% concentrados en lo que hacemos.

Actividades sin pensar del día a día 2 1024x768 - Actividades sin pensar del día a día

Tuve una época de mi vida en el que me preguntaba a cada rato, si había en realidad hecho alguna actividad completa?

No lograba recordar cosas, me decían que era culpa de mi memoria, pero NO! no lo podía aceptar, entonces comencé a dedicar mi atención 100% en la actividad que estaba haciendo en el momento, y me ha ido mucho mejor, así que mi recomendación para todo aquél que piense que es olvidadizo que trate de enfocarse realmente en lo que está realizando y así mejorará notablemente su capacidad de recordar.

Ánimos, podemos mejorar cada día en nuestra vida. Un abrazo de pingüino 

¿Te gusto? ¡Compártelo!

PinguDreamer

Soy PINGU un tuitero soñador, creando su propia historia y formando lazos de unión entre sus seguidores. No sé a dónde voy, pero tengo claro a donde no regresar... No dejes de sonreír.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *