ADIL presentó Decálogo de Inclusión Laboral LGBT

ADIL-500x222Se presentaron los resultados en el marco del Segundo Foro de Buenas Prácticas sobre Diversidad e Inclusión Laboral en la Ciudad de México y la Alianza por la Diversidad e Inclusión Laboral (Adil) presentó el Decálogo de la inclusión laboral LGBT con la finalidad de fomentar las prácticas inclusivas y libres de discriminación al interior de los centros de trabajo.

Las empresas participantes fueron Accenture, American Express, Banamex, Dow Química Mexicana, General Electric, Google, IBM, J.P. Morgan, Microsoft, Scotiabank y otras cinco empresas que prefirieron no ser mencionadas.

Los participantes de la encuesta identificaron una serie de beneficios que perciben al trabajar en empresas donde se respetan todas las orientaciones sexuales e identidades de género de sus empleados

Como primer punto, el documento propone el cumplimiento de la ley en el sentido de que en las empresas  se garanticen los derechos laborales, la igualdad y la no discriminación para todas las personas.

Posteriormente, se invita a sensibilizar a todas y todos los colaboradores por medio de sesiones informativas impartidas por especialistas  en temas como lenguaje incluyente, acoso y la generación de un ambiente cordial para todas las personas.

También se fomenta la creación de redes de empleados LGBT para contar con espacios de encuentro, apoyo y socialización entre las personas integrantes de la comunidad de la diversidad sexual y sus aliados para intercambiar información, organizar actividades específicas y comunicarse como grupo hacia la empresa.

Además, se invita a la conmemoración de fechas importantes como el Día Mundial contra la Homofobia o las marchas del orgullo LGBT para crear actividades internas de vinculación con actores externos a la empresa o la participación en eventos públicos.

Se hace un llamado a considerar de forma particular a las personas trans para facilitar información sobre leyes locales, servicios de salud y legales s o grupos de apoyo, acceso a sanitarios de acuerdo con su identidad social e incluso apoyo económico para procesos de transición.

A su vez, se debe buscar el fomento al involucramiento de aliados, es decir, personas a favor de la inclusión LGBT, sin que necesariamente pertenezcan a la comunidad de la diversidad sexual.

Otro paso propuesto es la certificación a nivel nacional e internacional  para que la empresa o consorcio sea reconocido y legitime su trabajo en favor de la inclusión laboral de las personas LGBT.

Como parte de estos esfuerzos conjuntos, se considera necesario comunicar a pares (proveedores, clientes y socios) las buenas prácticas que se llevan a cabo dentro de la empresa para buscar empatía y hacer crecer el impacto positivo, ya sea través de la participación en foros o espacios de creación de redes, los medios de comunicación, la colaboración con otras instituciones y el uso de voceros, quienes tendrán la tarea de comunicar de manera efectiva las acciones a favor de la inclusión y la diversidad.

Para que lo anterior funcione, Adil recomienda implementar mecanismos de evaluación y monitoreo para observar el efecto de las buenas prácticas y cerciorar que tiene el mayor de los alcances al interior de la empresa así como la vigencia de las políticas y programas.

Desde ADIL proponemos este Decálogo de buenas prácticas sobre la inclusión LGBT para los espacios laborales.  Fueron preparados bajo una sumatoria de experiencias de empresas que ya las realizan, así como de observación y análisis de las áreas de oportunidad.

Screen-Shot-2015-09-21-at-2.53.44-PM-1024x576

Esperamos que sean tomadas como una guía de trabajo para toda aquella institución, organización o empresa que desee incorporarlos a sus políticas y programas internas.

Aquí el decalogo completo:

  1. Cumple la ley. Asegúrate de cumplir con lo que la ley establece con respecto a derechos laborales, igualdad y no discriminación para todas las personas. Internamente desde la misión, visión y valores de la empresa y cómo se aplican en todos los ámbitos y procesos.
  1. Sensibiliza. Invierte continuamente en sesiones informativas, de sensibilización y capacitación con especialistas dirigidas a los colaboradores de todas las áreas en temas de lenguaje incluyente, acoso y cómo generar un ambiente cordial para todos.
  1. Facilita la creación de redes. Los grupos o redes de empleados LGBT sirven para contar con espacios de encuentro, apoyo y socialización entre personas LGBT y sus aliados para apoyarse, intercambiar información, organizar actividades específicas y comunicarse como grupo hacia la empresa.
  1. Conmemora fechas importantes. Desarrolla actividades internas, de vinculación con actores externos a la empresa o participa en eventos públicos. Desde Spirit Day, el Día Mundial Contra la Homofobia, el Coming Out Day y las marchas del orgullo LGBT.
  1. Considera de forma particular a las personas trans. Facilita a las y los colaboradores trans información sobre leyes locales o grupos de apoyo (importante sobre todo si están en proceso de transición), acceso a los baños de acuerdo a la identidad que asumen, información sobre servicios de salud, legal o incluso apoyo económico para procesos de transición.
  1. Fomenta el involucramiento de aliados. Son personas heterosexuales a favor de la inclusión LGBT, el acceso a derechos para todas y todos, y son embajadores al interior y exterior de la empresa. Son parte fundamental de estas buenas prácticas.
  1. Certifícate. A nivel nacional e internacional, vale la pena esforzarse para obtener una certificación que reconozca y legitime el trabajo de una empresa a favor de la inclusión laboral LGBT.
  1. Comunícate con otras empresas para replicar. Comunica a tus pares (proveedores, clientes y socios) las buenas prácticas que llevan a cabo en tu empresa para buscar empatía y hacer crecer este impacto positivo.
  1. Comparte tus logros. Participa en foros o espacios de creación de redes (networking), habla con medios de comunicación y colabora con otras instituciones (asociaciones, universidades, empresas, gobierno). Prepara a tus voceros para que comuniquen efectivamente las acciones de la empresa a favor de la inclusión y la diversidad.
  1. Evalúa y monitorea. Mide y observa el efecto de sus buenas prácticas periódicamente y asegúrate de que estén alcanzando a todos los colaboradores. Mantengan vigentes sus políticas y programas.

¿Te gusto? ¡Compártelo!

AgenteSDeA

Nuestro principal objetivo es generar contenido escrito basado en diferentes temas de interés con el propósito de informar y entretener como parte de un servicio editorial incluyente y diferente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *