Amar a diestra y siniestra… Y no

Lo complicado de estar vivo es creer que “Alguien” nos debe amar o que tú tienes que ir por la vida amando a diestra y siniestra…

Y no, la realidad es otra, ya que estamos acostumbrado a que la dependencia sea nuestra compañera de vida y que si no hay alguien a nuestro lado “No podemos ser felices” y no es cierto te puedo asegurar que si lo puedes ser.

Tan solo ponte a pensar y pregúntate ¿necesito de aprecio y desprecio al mismo tiempo? ¿Necesito de abrazos y lágrimas al mismo tiempo? ¿Necesito de besos y peleas al mismo tiempo? ¿De verdad necesito todo esto para ser feliz?

Si tu respuesta es SÍ a todo, yo te diría y no lo siguiente:

No es necesario para apreciar a un otro, lo puedes hacer tú mismo, ve al espejo y admira lo guap@ que estás el día de hoy, para despreciar lo puedes hacer tú mismo al rechazar el café y preferir el jugo

Para abrazar lo puedes hacer tú ¿lo dudaste? Claro que se puede ¿por qué crees que tienes los brazos tan largos?

Para lagrimas las puedes provocar tú al pegarte en el dedo chiquito del pie y saber que fue tu culpa, no te vas a castigar por eso ¿o sí?,

necesitas de besos de alguien más, ¡NO! Tú te puedes besar, quizá no en los labios como tanto te gusta, pero…que tal en los dedos, las manos, los brazos, los hombros…el pecho y mira que ahí está el corazón,

Si necesitas de peleas, ¡Pfff! Vete al cine solo y peléate contigo mismo al decidir si ves una peli de amor o una de terror.

Aprende

Todo lo que crees recibir del alguien, piensas que es porque te lo está otorgando…y no, en realidad es una reacción a lo que tú estás dando.

Aprende a vivir de manera sola, no te apegues, porque eso es lo que tienes, un apego, el amor a algo que ya se tiene que ir, el aferrarte a alguien que ya no quiere estar contigo o simplemente no soltar algo que ya no debe estar contigo.

Cierra

Todo está lleno de  ciclos y este ya se terminó, no temas, estarás bien, yo sé lo que te digo, de nadie más dependerá tu bienestar, tan solo de ti.

Búscate y encuéntrate, veras que bien se siente saber que tú mismo eres el mejor compañero de vida que jamás encontrarás.

Arriesgaste, camina, nadie es indispensable para nadie, los demás tan solo son apoyos en el camino, y ¿te digo algo?  No te detengas, y si lo haces no te enraíces, no eres un árbol.

“This too shall pass” …y no.

Yo soy Maximiliano Reer simplemente fluye y déjame tus comentarios quiero leerte también, sígueme en redes sociales Facebook, Twitter e Instagram

¿Te gusto? ¡Compártelo!

Maximiliano Reer

Psicólogo escritor enfocado en sexualidad humana y género

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *