Anna es complicada. Part. I

Anna es de esos amores que ves imposibles. Lo comprendo, ella no quiere necesitar a nadie ni mucho menos sufrir. La última vez que escuché su voz fue por una llamada, hace seis meses y fue sólo para despedirse de mí.

lesbianas abordo sdea 4 - Anna es complicada. Part. I

>> Anna: Me gustas, pero tuve una ruptura hace poco y sólo quiero descansar de esos dolores amorosos por ahora. Por eso no quiero seguir respondiendo tus mensajes y tengo muchas excusas para no verte, no quiero necesitarte. Lo siento.

Minutos antes de que me colgara le dije que la esperaría, que lo pensara y ella sólo me dijo: Lo voy a intentar y ya deja de llorar.

Claro está que esa mujer me gusta demasiado. Desde que la conocí hace dos años me parece hermosa, una persona genial. Es demasiado necia, lo que me complica todo.

Esta mañana lo primero que hice fue revisar mi celular, vi el inicio de un mensaje vía whatsapp y era ella, me tomó por sorpresa, me puse de nervios no quería abrir el mensaje, no sabía si era bueno o malo porque no sé qué pasa por su cabeza, viene y se va, ¿qué querrá?

>> Anna: Hola, me tomó mucho tiempo decidir enviarte este mensaje. Pero ya está. Espero que estés bien. ¿Nos vemos por la tarde?

Cada vez me pone más loca. Me saca de la rutina, yo pensé que ya no regresaría.

>> Hola. Tardaste mucho en escribirme, pero qué bueno que lo haces. Estoy libre, te mando ubicación de mi depa. Te veo tipo 17:30hrs por acá.

La esperé en una esquina mientras revisaba mi celular y tratar de calmar mis ansias. La vi a lo lejos y ella caminó más rápido, no pude ni siquiera mostrar alguna expresión, no lo podía creer. Llegó hasta a mí y me abrazó, me quedé unos segundos helada y después la abracé, cerré los ojos y no dijimos nada. Nos miramos fijamente y tomé su mano para llevarla a dentro. Sus manos temblaban y fue todavía más extraño que ella estuviera tan nerviosa e intranquila.

Teníamos sólo la luz de una ventana entre abierta, con ese color naranja de un atardecer. Nos recargamos en la pared justo entrando y sólo nos miramos, como si nos quisiéramos decir tantas cosas sin tener que usar palabras. Creo que sabía lo que estaba pensando.

Todo era tenso y se sentía como… Esos imanes listos para chocar.
Sabíamos que ni el silencio estábamos desaprovechado; Paramos de hablar y vimos nuestros labios como si fueran esas dos piezas en las que teníamos que encajar. Yo pensé: ¡Se ven tan suaves!
Pensaba en toda esa humedad y en esas curvas que le quería succionar.
Nos hacía falta ese beso lleno de agua para saciar nuestras ganas. Ni una gota podíamos desperdiciar.
Coincidimos con esa mirada curiosa. Tratamos de hablar para no equivocarnos, pero sonreír fue la respuesta. ¡Sí, sí queríamos mezclarnos en ese beso para ser sólo un sujeto! Un sujeto coqueto y apasionado.
Quedó todo inerte quién sabe por cuánto tiempo; Después de salir de ese trance tan idiota sentí sus labios con la yema de los dedos, los froté suavemente en esas curvas tan finas de una boca extrañamente asimétrica y muy hermosa. ¡Deberías ser mía!, pensé… (En voz alta). Dejó ir una sonrisa bajando la mirada y como segunda reacción unas mejillas rojizas.
Suavemente recargué mis manos sobre sus rodillas, busqué aquel rostro paliducho y lleno de pecas, y me recargué en su frente (no hubo más sonrisas, sólo una mirada vulgar que tal vez duró 5 segundos, pero para mí duró años), comencé a rozar sus labios con los míos y sólo con eso ya sentíamos esa brisa fresca que te eriza la piel, como cuando sabes que está a punto de llover. Entonces no pude evitar hablar: ¡Qué rico, deberías darme más!

Anna es complicada sdea - Anna es complicada. Part. I

Lo suficiente para que entrelazara sus dedos con mi cabello. Lo suficiente para soltar mis manos de sus rodillas y subir a sus carnosos muslos. Dentro de nuestras bocas todo se sentía suave y por fuera ya nos queríamos apretar. Subí una mano a su cadera y otra a su cintura, lo necesario para pegarla a mí de un solo golpe.
Estábamos perdiéndonos en ese beso que tal vez lo sentimos eterno. En pocos minutos me apoderé de su espalda y de esa curva que delineé con mis dedos hasta esos hoyuelos… Justo a un toque delicioso con sus nalgas. Teniéndola entre mis brazos comencé a sentir sus pechos exactamente frente a los míos, a causa de esa presión que haces con toda la intención de sentir unos pechos durante un abrazo.

anna es complicada 6 - Anna es complicada. Part. I

Y apenas despegando sus labios dijo: no puedo parar (con esa voz bajita y ansiosa). No vamos a parar, le respondí. Tomé con fuerza sus nalgas hacia mí y comenzó a gemir sin intenciones de abandonar nuestro primer beso. Por el que tanto esperé…

Dale la bienvenida a BrumARubí y déjanos tus comentarios…

rubi 150x150 - Anna es complicada. Part. I

Ella también quiere saber qué piensas tú. Escríbele.

Twitter: @brumarubbi – https://twitter.com/brumarubbi

Tumblr: brumarubbi – https://www.tumblr.com/blog/brumarubbi

IG: brumarubbi – https://www.instagram.com/brumarubbi/

 

¿Te gusto? ¡Compártelo!

BrumARubbi

¡Un hombre que quiere cogerse al mundo encerrado en una mujer que se enamora a lo pendejo, que siempre está confundida y no sabe qué ponerse! Un solo género casi nunca es suficiente para una mente abierta. Alguien de veintitantos. Le gusta estar al nivel del mar y el cuento erótico. La intensidad y entregarse completa. Voyeur. Le gusta cortarle el cabello a los hombres y maquillar. Nunca ha probado los ostiones. Le gusta escuchar lo que sienten los demás y los besos largos. Le gusta ver dormir al amor de su vida mientras piensa cómo lo va a despertar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *