Arrecho y no sabes ¿que hacer?

Siempre he tenido la convicción de que los hombres y más especialmente los hombres gais, no podemos aguantar largas temporadas sin tener sexo. No he conocido el primer hombre que lleve más de un mes sin ningún encontrón sexual y este bien, así que si te sientes arrecho y no sabes que hacer pon mucha atención…

Como muchos o como pocos hombres a mi edad no tengo una gran lista de sex buddies, cuando he tenido pareja no tengo relaciones a cada rato, pero si mantengo la lujuria de comprar, aceites, ropa interior y uno que otro juguete para ambientar la cosa.

Para muchos…

El no tener un sex buddy o un “novio” con quien tener sexo, no es un problema, finalmente esta la masturbación, ese encuentro intimo con uno mismo y al final del día quedara esa “paja y a dormir”, que en muchas calenturas nos han podido sacar de problemas.

Para otros…

no se si pocos o muchos, pero me incluyo en ese grupo, una paja no es la solución, una paja no termina con el deseo de querer estar con alguien, de tener sexo, finalmente cuando tienes sexo conoces gente. Y es así como llega la pregunta más difícil y podría apostar que muchos se la han hecho ¿Por qué si todos estamos con calentura no tenemos con quien tirar?.

Siendo realista…

Como hombres gay tenemos muchas y variadas formas para ligar o para conseguir sexo mucho más fácil, tenemos menos tabos y eso nos ayuda bastante a satisfacer nuestro deseo sexual.

Empecemos a mirar

MANHUNT, GRINDR, HORNET, SCRUFF, BENDER, y WECHAT son solo algunas de las apps para teléfonos móviles que sirven para ligar o conseguir sexo con los chicos a tu alrededor; todas la app ubican tu posición en el GPS y así logras visualizar desde los más cercanos a ti hasta los más lejanos.

Algunos dirán que les da “mamera” (flojera) la parte del “cortejo”, empezar con un “Hola” para terminar en un “¿tiene sitio? ¿Qué rol es?”, esto para quienes aun son algo morrongos pienso yo, me encontrado a muchos que van directo al grano.

Quizá estas redes sociales no son la mejor solución para un momento de arrechera, pues no siempre las personas salen con algo, no siempre cumplen una cita, no siempre pueden desplazarse hasta donde estas o tú no te puedes desplazar, son muchos factores los que están inmersos en conseguir un polvo por una red social, pero casi siempre FUNCIONA.

Si las redes sociales incluyendo FACEBOOK, TWITTER, INSTGRAM, no te funcionan, recuerdos todos tenemos esas listas de sex buddies, esas listas son posibilidades de personas con las que puedes tener sexo sin ningún tipo de compromiso, con las que ya has tenido esa experiencias y con las que no necesitas cruzar muchas palabras y puedes decir directamente que estas arrecho sin tanto “cortejo”.

Ahora bien…

también están las cabinas, videos y saunas lugares 100% para encuentros de hombres que tienen sexo con otros hombres. A diferencia de las redes sociales, en estos lugares tienes las opciones ahí mismo, en el mismo lugar, mas exequibles, en las mismas condiciones que tu (desnudos o en una toalla), en estos lugares si no te gusta lo que tienes disponible, pues sencillo no te lo comes y buscas otro o esperas a que llegue alguien más.

Aun que si les soy sincero, para mí quien va a estos lugares es porque está dispuesto a comerse lo que haya con el más mínimo grado de atracción, vas a satisfacer tú “arrechera” y tus ganas de sexo.

Si después de esto sigues estando “como burro en primavera” empieza pensando que el del problema no eres tú, son los demás que no se atreven a expresar que sienten y tiene las mismas ganas tener sexo como tú. Para gustos hay colores y no puede ser que no les gustes a nadie y que nadie te guste. Ve aun sauna, ve a unas cabinas, descarga todas las app de ligue, no tengas miedo a decir que quieres sexo y si finalmente no lo consigues, ya sabes la solución siempre estará en tus manos.

¿Te gusto? ¡Compártelo!

Gustavo Patiño

Made in Colombia, productor artístico nato, recorriendo la ciudad día y noche con @OrgulloLGBT porque me soltaron el collar y nunca atiendo a mi conciencia. Acá encontraras mi vida, mis historias, mis anécdotas y por que no un consejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *