¿Elegirás pareja? ¿Sabes cómo Funciona? por @PSicFco

Parece que se ha vuelto muy cotidiano escuchar comentarios respecto a sus relaciones como: “es que no me llena, como si faltara algo“. Muchas personas lo adjudican a la mala suerte, pero son múltiples las razones que lo explican. La estructura de personalidad y el ambiente en el que crece la persona tiene mucho que ver, sin embargo esto suele resumirse en: la elección de pareja. Permítanme explicarme mejor.

elección de pareja www.serviciodeagencia.com

La primera relación afectiva que el ser humano desarrolla es con los padres y posteriormente con el resto de la familia (hermanos, tíos, abuelos etc), es por ello que la forma en la que se haya relacionado con ellos determinará los tipos de relaciones que buscará y sobre todo la elección de pareja que hará.

De acuerdo a esto, en la infancia se asocian rasgos de cada uno de los miembros de la familia, particularmente de las figuras paternas. Esto permite que de pequeños identifiquemos qué sentimientos y sensaciones nos generan cada uno de ellos. El cómo demuestren afecto estas figuras será como aprenderemos a recibirlo, expresarlo y solicitarlo en la vida adulta.

Por ello lxs niñxs que durante la edad infantil fueron totalmente complacidos, aquellos a los que se les evitó cualquier situación frustrante (como darles juguetes y caprichos sin haber cumplido reglas establecidas por los padres) es probable que sean parejas demandantes. Es decir, exigirán constantemente pruebas de afecto y no tolerarán los errores o carencias de su pareja, por lo que pueden sentirse constantemente defraudadas e insatisfechas.

Si al contrario de este caso, lxs niñxs fueron criadxs por padres persecutorios, que remarcaban constantemente los errores que cometía y que incluso le violentaban físicamente, posiblemente buscará una pareja que repita ese mismo patrón. Pues como lo he mencionado anteriormente es la forma de relación que ha aprendido.

Elección de pareja www.serviciodeagencia.com

Muchas son las formas en las que los seres humanos podemos vincularnos y relacionarnos con los otros, no obstante lo que determinará de qué manera lo hacemos es nuestra personalidad. Es importante detenerse a observar cómo se prefiere demostrar y recibir afecto, y particularmente si esa forma es satisfactoria. Si nos encontramos con que no es así, entonces se debe iniciar un proceso de autobservación preferentemente orientada por un especialista. Esto permitirá identificar el porqué de esa insatisfacción y de esta forma trabajar en una nueva forma de relacionarse, para finalmente disfrutar más las relaciones de pareja y romper patrones de conducta.

Del mismo modo, es fundamental entender cómo nuestra pareja demuestra y expresa el afecto, para así no tener malos entendidos y dar por hecho que existe una falta de afecto. Sin embargo, si la expresión del afecto no es satisfactoria entonces se deberá buscar el dialogo para en un primer momento exponer las insatisfacciones y en todo caso poder resolverlas como pareja.

Si tu ya sabes de qué manera expresas tu afecto y te vinculas felicidades, ya tienes la mitad del camino elaborado. Ahora solo restará ser claro con tu prospecto de pareja para buscar ambos la satisfacción. Mientras tanto cuéntame qué opinas, ¿sabes de que forma expresas el afecto?, ¿De que forma te gusta que te lo expresen a ti? ¿Has hecho elecciones de pareja satisfactorias? Cuéntamelo en los comentarios o sígueme en @PSicFco.

¿Te gusto? ¡Compártelo!

FranciscoJiménez

Tengo la suerte de dedicarme a mi verdadera pasión, la psicología. Estoy especializado en el manejo de trastornos de personalidad y enfermedades mentales graves. Actualmente soy el Director General del Centro de Atención Psicológica Integral, donde brindo psicoterapia individual y de pareja. Paso mucho tiempo leyendo, durmiendo o paseando. Si no estoy en el consultorio seguro me encuentras caminando con mi perrijo, un rechoncho pug al que le cuento lo que ni mi analista sabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *