Condenados al matrimonio.

Dos asesinos convictos en una las prisiones británicas más duras, se han convertido en la primera pareja gay en casarse legalmente dentro de una prisión.

Mikhail Gallatinov y Marc Goodwin intercambiaron votos en la prisión de Full Sutton, una instalación de máxima seguridad al este de Yorkshire, Inglaterra.

Ambos contrayentes fueron sentenciados por crímenes relacionados con la homofobia y solían tener encuentros sexuales en la biblioteca cuando vivían en diferentes alas del reclusorio, hasta que gestionaron el poder estar en la misma área.

En Reino Unido, bajo los términos de la ley, todos los prisioneros pueden ejercer el derecho al matrimonio civil en el lugar de detención, desde el año pasado el acata de matrimonio entre personas del mismo sexo también otorga el derecho a las uniones en prisión.

AgenteSDeA

Nuestro principal objetivo es generar contenido escrito basado en diferentes temas de interés con el propósito de informar y entretener como parte de un servicio editorial incluyente y diferente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *