Cuando te tienes que ir y fluir

Hay temas que me tienen en el acido total y cuando te tienes que ir, significa que tienes que fluir, últimamente he estado pensando mucho en la soltería, sobretodo porque a lo largo de mi temprana edad adulta descubro que no funciono en las relaciones, creo que tener un novio me llena de tanto estrés porque me siento obligado a tener que ser bueno y perfecto todo el tiempo. De verdad y de corazón lo he intentado, pero el TAG #Novio me pone ansioso y desequilibra todo a mi alrededor.

Alejandro es mi psicólogo…

Un tipo alegre, siempre tiene una hermosa sonrisa para todos es muy profesional, organizado y apasionado por todo lo que hace. Tuvimos una sesión de fotos con su novio Tato, que es un niño carismático, músico y artista de nacimiento. Juntos tienen una vibra increíble, son como el retrato perfecto de la pareja gay. Hablando con Ale, sobre las relaciones coincidimos en que hay una etapa de “enamoramiento” y una etapa de “Amor”, la primera es una simple infatuación en la que la emoción y la dopamina te hacen ver a tu pareja como algo perfecto, intocable y maravilloso;

Sin embargo…

…cuando esa etapa se empieza a apagar es cuando realizas que a tu pareja le huele la boca en las mañanas, que va al baño, que no siempre es gracioso, que tiene sus inseguridades y defectos pero si aún con todo eso y más te quedas con él podríamos empezar a pensar que está surgiendo el amor. Yo tuve en el pasado un novio; Leonardo, alguien a quien creo que ame con todo lo que tenía en ese momento, nuestra etapa inicial fue increíble, hablábamos todo el día, teníamos la misma opinión sobre básicamente todo, me traía pizza a casa y yo siempre lo esperaba con sus galletas favoritas, teníamos sexo todo el tiempo, sin importar si era bueno o malo, el simple hecho de estar con él era especial, lo triste fue cuando esa etapa declinó, yo vi todo lo que a Leo le faltaba para ser perfecto pero me quise quedar y fue él quien se dio cuenta de todos mis defectos, intentó cambiarme y ahí fue donde todo se transformó en un infierno de deslealtad, mentiras e infidelidad.

Como dice Christina Aguilera “Nunca más he vuelto a amar de esa manera, quizás jamás lo haré”…. “Era buenmozo, con grandes y profundos ojos marrones”… blah blah blah

Alejandro aceptó hacer una entrevista para mi sección “Charlas de Cabaret y Cafetería” en mi canal de Youtube para hablar sobre las relaciones co-dependientes, claro está que éste tipo de problemáticas no existe solo entre los gays, pero en mi vida he escuchado de muchos a los que su novio les revisa el teléfono, les fiscaliza las amistades, llegan a la agresión verbal, física y psicológica y más de uno a tenido que salir de casa y regresar acompañado de un policía para sacar sus pertenencias del nidito de amor. Ale recomienda que hay que alejarse sobre todo cuando tu integridad física corre peligro para salvar tu vida de esa relación.

No puedes seguir ahí en nombre del amor…

pero si puedes apartarte en nombre de la cordura ya que se siente con el corazón (o con otras partes del cuerpo), pero se piensa con la cabeza. Yo decidí terminar mi relación con mi querido Leo, cuando me di cuenta que mi dignidad me estaba llegando a las rodillas y como decía mi abuelita “Mijo, el que mucho se agacha, hasta el culo enseña”, caminábamos por el supermercado haciendo las compras de la semana para mi entonces novio, cuando me sorprendí cargándole la canasta de las compras como quien escolta a la reina Isabel, pasando por el pasillo de artículos para el hogar, me vi literalmente en un espejo, en ese instante y fue cuando pensé Hell No!, aquí está pasando algo que ya no me gusta.

Fue muy duro tomar la decisión de dejarlo pero era yo o la relación enferma que teníamos, siempre he pensado que éstas situaciones son como un tumor que te duele pero te niegas a operar, sin embargo cuando te amarras las pelotas y por fin lo sacas, la recuperación puede ser lenta y dolorosa pero al final vas a tener la oportunidad de vivir más cómodo y feliz. Es muy difícil separarte de alguien a quien aprendiste a amar, pero se puede cuando en el camino encuentras algo que se llama amor propio. Alejandro y Tato siguen juntos, tienen dos gatos, disfrutan mucho de su vida en pareja y para mí fue un honor poder capturar esa magia en fotografías;

Leonardo tiene otro novio con el que tendrá más o menos un año de relación y yo sigo soltero, tomándo PrEP, navegando en las aplicaciones para “citas” y siendo fiel a mi deseo de vivir siempre feliz no matter what.

Te ha pasado alguna vez algo parecido? Crees que es mejor tratar de arreglar la relación o huir de ella por tu salud mental?

¿Te gusto? ¡Compártelo!

Doug Tejeda

Comunicador social y fotógrafo, conductor de Televoz en antigua Guatemala y colaborador de National Geographic

4 thoughts on “Cuando te tienes que ir y fluir

  1. Hola buenas noches! Solo pasaba a decir que buen articulo! Justamente por eso pase hace un año y decidí terminar la relación porque era algo codependiente y no me iba a traer nada bueno, me fue infiel y pues ya no era sano, creó que ahora esta con alguien y yo sigo soltero pero trato la manera de enfocarme en ser feliz con quien soy y con lo que tengo, cuesta porque no es fácil, somos seres humanos y nos gusta que nos apapachen y a veces me siento inferior o de bajo autoestima, luego recuerdo que es mejor estar solo y feliz que con compañía y vivir con el miedo de pensar si el también me va a fallar, al darse cuenta de mis defectos y solo irse.

    1. Hola Johan,

      Gracias por compartir tu experiencia. Sabes? Tus defectos no tienen nada que ver con cuanto alguien te puede amar, la identificación de defectos es un viaje personal y el cambio esun trabajo de conciencia… Espero que puedas encontrar la confianza que crees te hace falta y logres reparar tu autoestima, eres hermoso, único y valioso para el mundo, por eso sigues aqui. Un abrazo

  2. Hace un año exactamente pasé por una situacion en la que tuve que alejarme de la persona que amaba. Eran pleitos por pequeñeces, desconfianza de ambos lados, el sexo era mínimo y a pesar de que los dos intentamos cambiar cosas, no nos sentíamos bien con lo que el otro pedía (iba en contra de lo que éramos). Entré en un periodo de depresión muy fuerte y fue hasta un día que me dijo que “deprimido no le servía para nada” que me di cuenta que tampoco me servía yo de esa forma. Decidí terminar la relación y aunque pasé por un año muy difícil y doloroso, opino que fue lo mejor para los dos. Yo ya no me encuentro mal y recuperé la confianza en mí mismo. En ocasiones, es mejor salirse para ganar fuerza y estar bien.

    1. Hola Alex,
      Muchas gracias por leerme y tomarte el tiempo de compartir tu experiencia. Es dificil en el tema de relaciones lograr ese “Click” con el otro, sin embargo creo que no es imposible. Creo y porque he leído estudios donde se expresa que los hombre gay somo tres veces más propensos a padecer cualquier trastorno de la personalidad debido al entorno social en el que crecemos, lo que convierte el tema de las relaciones más difícil, porque siempre estamos, por ejemplo buscando la aprobación del otro! Me alegro mucho que ya estés bien, y que tocaras el tema de la depresión, espero hablar de esto pronto. Un besito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *