Decidí esperar el Amor

Esta no es una columna más de sexo casual, quizá no será algo que cause polémica, pero si de algo pueden estar seguros es que está será la más intima y personal que he jamás había escrito antes ya que decidí darme tiempo para esperar que el amor llegue a mi vida y afrontar el proceso que esto implica.

Reconozco que aun soy un joven, quizá soy muy chico aún, que no los engañe mi apariencia, mi barba y mis aventuras, pues tan solo tengo 24 años, muchos pensaran y aseguraran que me hace falta mucho por vivir, otros me regañaran por desgastar tanto tiempo en pensar en el amor y en la forma como todos lo vivimos de manera diferente.

Quisiera confesar que a pesar de todas mis aventuras, dejando claro que de ninguna me arrepiento, aun soy de esos pocos que creen en los grandes amores, de esos locos soñadores que aún creen que existe, que es válido y necesario, esperar por el verdadero amor.

También soy de esos pocos que sabe que el amor es imperfecto…

…que viene de cualquier forma y tamaño, se también que un amor verdadero es capaz de vencer cualquier obstáculo y esto no me lo ensañaron las novelas como ustedes pensaran al leer esto. Sé que un gran amor y más un amor entre dos hombres o dos mujeres puede romper todo tipo de estereotipos, porque ¿Qué hay de malo en descubrir y disfrutar de las manías de tu pareja cada día?

Por esto, decidí escribir esta columna no sólo para ustedes, decidí escribirla para el futuro amor de mi vida, para que el también sepa que soy humano, que soy como muchos o como pocos, con defectos, virtudes, excesos, manías, pero que aún con todo eso he decidido esperar por él; a esos “amores” que tuve, que fueron y que ya no lo son también les quise escribir esto, para darles las gracias, pues me hicieron crecer y madurar. Pero sé que el futuro amor de mi vida valdrá la pena y más que nadie en el mundo soy consciente que ambos nos merecemos este amor de verdad.

Decidí esperar…

  • por que sé que dibujará un sonrisa en mis rostro, porque no tienes problema con que no me bañe los domingos, por que como yo odia el futbol, le gusta el café y la nicotina, no soporta los domingos y los días festivos.
  • por que sé que no tendrá miedo al contarme sus miedos y sus inseguridades, por que sé que con el compartiré mis alegrías y le recordaré que cada día trae su afán y vale la pena vivir.
  • por qué conmigo todo lo podrá y conmigo todo lo tendrá.

Decidí esperar pues me cansé de estar con sombras y retratos de hombres casi perfectos sólo por costumbre, placer o sólo por evadir la soledad de mi habitación en las largas horas de los fines de semana que cada día procuro evadir, con algún guayabo o alguna excusa de trabajo.

Ya no quiero estar con alguien sólo por miedo a la soledad, seguir desperdiciando pensamientos y tiempos en absurdas conversaciones de WhatsApp, desgastándome en primeras citas y sentimientos que rápido se van. Por eso decidí esperar porque quiero algo REAL, algo estable.

Decidí esperar por aquel a quien pueda llamar “amor” pues sabrá apreciar y valorar está palabra que sale de mis labios porque se la ha ganado, la viviremos y compartiremos.

Es justo y es válido aclarar que no quiero a un hombre perfecto, pues de esos sólo en las películas de Disney se consiguen, yo quiero un hombre de verdad, un amigo, un cómplice, un compañero, un amante, alguien igual o peor de desordenado que yo, algún loco que me explique que es estar verdaderamente enamorado, algún romántico que me llene de ternura y regalos, y claro, alguien con quien cada disgusto termine bajo las cobijas.

Quiero un hombre de carne y hueso como yo, alguien que sea capaz de compartir conmigo, a quien no le de pena lo que soy, lo que fui y lo más importante a quien no le importe lo que dicen de mí. Un hombre de verdad que me llene de confianza y no se ría de mis planes y que me aliente a lograr lo que quiero ser.

Lo más importante es eso, decidí esperarte por que te quiero por lo que fuiste, por lo que eres y por lo que seremos juntos.

 

“Hoy escribo esto para demostrar al mundo y a mí mismo

Que tengo aún un corazón y un amor sincero para compartir”.

 

Recomendado musical: “Alguien” – Jaime Kohen Ft. Claudia White

Recuerda seguirme en mis redes sociales me encuentras como @gapbecquer

En ServicioDeAgencia estamos a favor de la libertad de expresión y ofrecemos un espacio donde es bienvenida la diversidad.

 

¿Te gusto? ¡Compártelo!

Gustavo Patiño

Made in Colombia, productor artístico nato, recorriendo la ciudad día y noche con @OrgulloLGBT porque me soltaron el collar y nunca atiendo a mi conciencia. Acá encontraras mi vida, mis historias, mis anécdotas y por que no un consejo.

One thought on “Decidí esperar el Amor

  1. El amor no funciona de esa manera, el amor llega solo y cuando llega realmente te das cuenta, amor no es que alguien te guste físicamente o intelectualmente, eso es importante pero no es amor, amar a alguien es vivir con el a pesar de que va por otro camino y tu tienes que alinear para converger juntos, es ver a esa persona todos los días y ver lo hermosa que es a pesar que en ese momento lo odies por cualquier cosa que haya hecho, en la vida puede haber mas de 1 amor, simplemente llegara cuando tu y el estén en el mismo tiempo, con las mismas metas, y con ganas de amar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *