Di no a la Misoginia GAY

Si bien la misoginia es la aversión a las mujeres, o falta de confianza en ellas, también podemos llamarle “misoginia” a cuando los gais, por ejemplo, rechazamos a otros gais por ser amanerados, por vestirse de mujer o incluso por convertirse en mujeres trans..

Aquí les compartimos un video de Martin León en nuestra sección “Departamento De Quejas”, donde nos da 4 tips y puntos importantes para terminar con la misoginia homosexual.

Es interesante remarcar que socialmente consideramos a lo masculino como mejor o válido, descalificando todo aquello que tiene que ver con lo femenino, en particular a la hora de tener contacto con otros hombres. Calificativos como “ella”, “pasiva”, “ovbia” entre otras, solo remarcan nuestra inconsciente manera de ser misóginos.

En aplicaciones de ligue gay

… es muy común encontrarse con este tipo de mensajes: “No locas, ni amanerados, somos hombres comportémonos como hombres, fuera las locas vestidas malas imitaciones de mujeres”. Hoy, un perfil realmente me chocó con estos mensajes, pero luego el niño me habló y me empezó a pedir datos, ya saben. Así que aproveche para platicar con él acerca de su perfil.

Di no a la Misoginia GAY

Por supuesto que él no me pareció atractivo en lo absoluto, pero hablamos un poco y cuando le dije sobre sus expresiones misóginas me dijo: “Dios hizo al hombre y a la mujer”, y juro que me impresionó mucho su respuesta, la cual claramente venía acompañada de otra serie de frases ignorantes.

No seguí la conversación pero pensé en muchas cosas; por ejemplo, él tiene más o menos 24 años, apellido y facciones mayas, es bajito, etc. ¿No conocerá lo doloroso que es el rechazo?

Di no a la Misoginia GAY

Cuando era más joven…

… mis amigos gais de la universidad competían por quién era el más bonito y quien conseguía más hombres. Claro, yo no competía porque era el gordito moreno del grupo y me sentía rechazado por eso. Todavía más atrás, cuando niño, era rechazado en todos lados por ser el “huequito”. El rechazo es algo que marca a las personas para siempre y los complejos que trae consigo son duros de trabajar en terapia.

Recuerdo que cuando tenía mas o menos 8 años, teníamos un vecino, Don Lupe; un tipo barbudo, planta de narco, con botas vaqueras, pistola, borracho y mal hablado. Una vez Don Lupe le dijo a los otros niños de mi cuadra: “no se junten con ese patojo muchá, porque se les va a pegar lo hueco”.

Les juro que esas palabras se me quedaron en la memoria, sobretodo porque yo no entendía la razón que el señor tenía para insultarme – ignorancia, por supuesto, ahora lo entiendo – Don Lupe murió hace algunos años, al parecer de cirrosis y cuando mi mamá me dijo que fuéramos al funeral le contesté que no iba con ella porque no creía que el barrio o la sociedad hubieran perdido algo.

Me ha costado mucho trabajar el rencor, pero es mejor cuando uno se desnuda de esas cosas y sigue adelante.

Decirlo es muy fácil, lograr hacerlo honestamente es lo verdaderamente complicado.

Di no a la Misoginia GAY

Volviendo a la misoginia, chavos como el niño con el que hablé hoy no se dan cuenta que los “Don Lupe”, que han pasado por nuestras vidas, son parte de los personajes que nos han hecho sentir y creer que ser como somos es vergonzoso o despreciable; realmente, los que deberían sentir verguenza por no tratar siquiera de salir de su ignorancia, son ellos.

He aprendido que para mi, como hombre gay, es importante entender que la expresión de género no tiene nada que ver con tu orientación sexual. He conocido y me he enamorado de niños amanerados y me encantan, también me gustan masculinos y no pasa nada.

Di no a la Misoginia GAY

Admiro y respeto a las personas trans. Conozco a algunas que no solo tienen el valor suficiente para vivir una vida trans, sino que tienen tiempo para ser grandes seres humanos; eso es de admirar. si a mi me tocara elegir entre tener como vecino a un borracho que insulta niños gay en la calle, o a una mujer trans que lucha todos los días por ser feliz y salir adelante, ¿a quien creen que elegiría?
¿Te gusto? ¡Compártelo!

Doug Tejeda

Comunicador social y fotógrafo, conductor de Televoz en antigua Guatemala y colaborador de National Geographic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *