Dos alternativas de cine alternativo.

No tenemos nada contra los Avengers, al contrario, nos fascinan todas sus aventuras, pero para estas alturas ya todo mundo vio su nueva entrega o no pretende verla.

Para sobrellevar las explosiones de la época, les presentamos dos alternativas de buen cine que no pueden perderse.

Amantes de 5 a 7.

Director: Victor Levin

Género Romance

Deliciosa, sexi y romántica, son algunos de los calificativos que podrían aplicársele a esta cinta, que si bien no propone nada nuevo al género, sí cumple con los estándares del mismo.

Con visos de El Graduado u Olvídate de París, la cinta aborda la típica historia de los amantes desde una perspectiva moderna, tal vez un poco irreal.

Las sorpresas corren a cargo del casting, en primer lugar el joven Anton Yelchin (Star Trek, Terminator Salvation)quien cumple con el papel del escritor enamorado, aunque un poco atormentado. En la contraparte es imposible no rendirse ante los encantos y carisma abrumador de Bérénice Marlohe (007 Skyfall) que interpreta a ese brillante objeto del deseo.

Y por supuesto no puedo dejar de mencionar a Glenn Close y Frank Langella, verlos compartir escena es francamente delicioso.

La insospechada protagonista es sin duda la ciudad de Nueva York, que roba escena más de una vez y que en esta película compite por quitarle el crédito de la Ciudad del Amor a París.

Esta cinta entra en la categoría de “Se te va romper el corazón, pero sólo un poco”.

 

La sal de la Tierra

img.irtve

Directores: Juliano Ribeiro Salgado y Win Wenders

Género: Documental

Win Wenders regresa después de haber realizado el magistral documental Pina, ahora con otro documental de proporciones igualmente magnas.

Se trata del retrato de Sebastião Salgado, el fotógrafo brasileño que durante 40 años viajo a lo largo del globo para retratar el paso de la humanidad.

No sólo es sobre sus experiencias y observaciones de la vida y la cambiante humanidad, termina siendo un viaje introspectivo sobre su propia vida y como el trabajo terminó por alejarlo de su familia a la vez que lo reivindicó, tanto así que es su hijo el que codirige la película junto al maestro alemán.

La sal de la Tierra nos lleva a lo más recóndito del planeta para descubrir a una de las especies más fascinantes que existen, creadora y destructora a la vez.

Los humanos somos la sal de la tierra.

Esta película entra en la categoría de “abrumadora belleza a la que no le puedes quitar los ojos”.

¿Te gusto? ¡Compártelo!

AgenteSDeA

Nuestro principal objetivo es generar contenido escrito basado en diferentes temas de interés con el propósito de informar y entretener como parte de un servicio editorial incluyente y diferente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *