La homofobia una realidad social

Conmemorando que el presidente de la República Mexicana, Enrique Peña Nieto, decretó que cada 17 de Mayo, en México, se celebre como Día Nacional de Lucha contra la Homofobia; un hecho sin precedente, y memorable, especialmente, por ser una nación machista, homofóbica y misógina, por cultura y tradición. Sin embargo, este hecho no resuelve el problema de la homofobia, ni aborda a detalle la realidad que vivimos las personas homosexuales en este país; es más bien, y aparentemente, sólo, la ejecución de un requisito político más, para evidenciar, tanto a la comunidad nacional e internacional, que se está haciendo la “luchita” en materia de los derechos humanos de personas homosexuales, o al menos que está a favor de que se luche por esta causa, entre otras muchas, y no menos importantes, como lo son, entre varias, la violencia, la pobreza, la corrupción. Así pues, la verdadera lucha contra la homofobia la libran las personas víctimas de esta, y las organizaciones tanto gubernamentales como privadas, encausadas a ello.

El problema de la homofobia se agrava cuando revisamos su impacto en el saludable desarrollo de las niñas y niños de México, la cultura mexicana se caracteriza por un machismo hegemónico católico, no lo digo yo por mis pistolas, creo que es algo que sabemos bien, y si no, ahí está el internet que no me dejará mentir con cientos de artículos académicos y denuncias de problemas sociales sobre esta realidad. La homofobia se permea en todo tipo de educación que recibimos en la infancia, nuestros valores, creencias e ideales colectivos están manchados con ella, y estás manchas son tan sutiles que a veces, sin querer queriendo, la perpetuamos sin considerar el alto costo que tendrá en la vida adulta de nuestros peques; la homofobia, vista como enfermedad, es una asesina silenciosa, que no sólo daña psicológica y socialmente a personas homosexuales, sino a personas heterosexuales también, sin mencionar a las personas bisexuales que, a veces, ni siquiera se toman en serio, es decir, todos podemos ser víctimas de ella sin importar clase social, género, edad, ni orientación sexual.

Las secuelas de la homofobia en personas heterosexuales, pueden manifestarse a modo de una prisión que limita la libertad de la experiencia humana, y cuyas barras se llaman género. Quizá las personas heterosexuales, más visiblemente afectadas, son las personas que se asumen como hombres; la homofobia los lleva a temer y despreciar, en ellos, cualquier conducta, sentimiento o pensamiento relacionado con el genero opuesto, o sea, con el ser mujer. Es decir, un hombre heterosexual tiene la orden introyectada, a través de la homofobia, de violentar todo aquello estereotípicamente femenino en él. Lamentablemente, y aquí está lo peligroso, hay características naturales en él, que, por ignorancia, machismo y homofobia, se consideran estereotípicamente femenino, por ejemplo, el amor, entre otras muchas que vitales para los seres humanos. Las secuelas de la homofobia se verán esta reflejadas en su salud mental, social y física.

En mujeres heterosexuales, la homofobia no se manifiesta muy diferente, pero puede haber menos visibilidad de su expresión debido al estereotipo de género femenino, que las condiciona a ser más sentimentales que mentales, y por ende, más “compasivas”; es importante mencionar que el introyecto de la homofobia puede hacer creer a las mujeres heterosexuales, que son ellas quienes pueden “desarrollar la homosexualidad” en los pequeños, especialmente los identificados como hombres”, a través de “sobre proteger”, “sobre amar” o “sobre cuidar”. Esto es una mentira más de la homofobia. En medio de todo esto quedan las personas homosexuales como victimas directas. Sobre todo, cuando estas se encuentran en etapas vulnerables de vida, como lo es la infancia y la adolescencia, y son criados, forzados y moldeados a introyectar la homofobia en sus vidas, y con ello, a pagar inocentemente el precio de sus consecuencias.

Soy Psic. Alex Torres (@Psicoloco) te invito seguir leyendo más de este interesante tema en el siguiente link http://serviciodeagencia.com/psicologicamente-la-homofobia/

¿Te gusto? ¡Compártelo!

Psicoloco

Creando y renovando la perspectiva de un facilitador del desarrollo humano... donde se celebra la autenticidad, la congruencia, las ganas de ser feliz y el compromiso con ellas.

2 thoughts on “La homofobia una realidad social

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *