Las patanas sí existen.

Sí, lamento tener que confírmales esto, pero sí. Las patanas sí existen. Y aquí les comparto 5 consejos de cómo identificar a una perfecta patana.

  1. Tienen un gran carisma.

Ganarse a la gente con su encanto y actitud es algo fácil para ellas, no tienen que esforzarse mucho ya que suelen enamorar a quienes las tratan, estar a su lado puede ser una gran aventura pero puede ser peligroso si no pones y respetas ciertos límites.

Las patanas sí existen1 - Las patanas sí existen.

 

  1. Perfectas mentirosas.

No importa si tienen 1, 2 o 10, a todas les harán creer que son las únicas, pero en la gran máquina de mentiras siempre hay una falla, puede que te niegue cosas, que evite conocer a tus amigos o bien que no te presente nunca a los suyos, que no se quiera tomar fotos contigo para sus redes por que bueno, querida no eres la única.

Las patanas sí existen2 - Las patanas sí existen.

 

  1. Cinismo con tintes de libertad.

Algunas son grandes cínicas, van con esta bandera de libertad y “free life” vivíamos el momento, un amor efímero, y te hacen creer que “vivir la vida loca está de moda” Total, al final el mundo se va ha acabar, entonces a disfrutar. Esto es muy obvio cuando ya tienen cierta “reputación” de “todas mías”.

Las patanas sí existen3 - Las patanas sí existen.

 

  1. Son egoístas.

Querida, si piensas que va ha cambiar por ti, eso no pasará, si dejó a su novia porque tu fuiste la amante, no dudes que te hará lo mismo. Una vez que obtiene lo que quería de ti, bye bye. Puede que te boté sin ningún remordimiento por la razón que sea. Porque al final, lo único que les importa son ellas mismas, y no piensan si en el camino hieren o no a alguien.

Las patanas sí existen4 - Las patanas sí existen.

 

  1. El encanto termina.

Si tienen una nueva distracción entonces el encanto termina, comienzan a volverse frías, e incluso groseras para que las dejes de estar molestando, alejarte es ahora su nuevo objetivo, ya tienen a alguien más en la mira. Lo peor empieza cuando dejan de respetarte, y tu lo permites, es el momento en que es mejor decir adiós antes de que las cosas terminen mal.

Las patanas sí existen5 - Las patanas sí existen.

 

 

Al final si ambas tienen las cosas claras entonces nadie saldrá herido, aunque siempre, siempre hay una que termina enamorándose.

¿Te quedó claro? Ahora sabes cómo identificar a una patansita, si te encuentras con una de ellas, huye, corre lo más rápido que puedas, y si caes, después no te andes quejando de que todas son iguales.

 

Compártenos lo que piensas en nuestras redes sociales y no olvides etiquetarme, en @lesbiaccidental

Airy 150x150 - Las patanas sí existen.

En ServicioDeAgencia estamos a favor de la libertad de expresión y ofrecemos un espacio donde es bienvenida la diversidad.
¿Te gusto? ¡Compártelo!

Lesbiana Accidental

Decidida, valiente, estudiosa, escritora, fotográfa, bloggera, lesbiana, poeta y loca. Aquí ni verdad ni mentira #coworker

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *