Lesbiana y Profesional, la tarea de nunca acabar

Lesbiana y Profesional, la tarea del nunca acabar.

En una sociedad tan machista como la mexicana, resulta difícil creer que una mujer pueda llegar a un puesto “alto” por sus propios meritos, ya no digamos de que el sueldo sea el mismo que le dan a un hombre aún teniendo el mismo puesto.

lesbiana-y-profesional

La cosa empeora, cuando como mujer, resulta que eres gay. Y no solo eso, eres de ese porcentaje que no parece un vatito queriendo demostrar que tienes más huevos que tu colega o jefe. Sino eres de ese porcentaje que ni luce una feminidad deslumbrante, ni busca parecerse a un vatito valemadrista.

Mi inconveniente no se encuentra en el lugar donde laboro, porque para ser sincera es uno de los lugares más inclusivos, diversos, y que te impulsan a seguir creciendo profesionalmente. Mi molestia va que en el camino, me he encontrado con machitos poco inteligentes que piensan que por ser Gerente (y como todo buen Gerente uno tiene siempre que ser amable, cordial y gentil) tenemos que acceder a las invitaciones, reírse de los chistes malos y “agradecer los piropos” incómodos. Y en caso de no hacerlo entonces una es la “estirada”, la “mamona”, la que siempre está de malas.

Cuando en realidad es un -no, no acepto una invitación que no me late, solo porque quieras ver si hay chance de acostarte conmigo, lo cual definitivamente nunca va a pasar-.

Muchas mujeres quizá se sientan identificadas conmigo, o quizá no. Lo cierto es que ser una mujer lesbiana profesional a veces se vuelve, un trabajo 24 x 7, con las ganas de mandar todo a la chingada y después diciéndote a ti misma que no eres tan cobarde como para botar las cosas solo porque algunos tipos quieran cogerte o piensen que tienen la solución a tu lesbianismo. Caray si supieran que seguramente has estado con más mujeres que ellos, se avergonzarían o en su mayoría, terminarian pidiéndonos consejos.

lesbiana-y-profesional-2

Soy lesbiana y eso no me hace menos profesional, ni tengo tratos diferentes hacía mis clientes, ni soy una acosadora o me sobrepaso de la línea de respeto que uno debe de tener con colegas, subordinados y aliados. Soy profesional, y que busque la coordialidad y el respeto como mujer que me merezco no me hace chillona o menos valiente, tampoco me hace feminista, amante de Kahlo ni de esos clichés de revolucionario.

Lo único que pido es que nos pongamos a reflexionar que tanta inclusividad realmente existe en nuestros trabajos, si bien en algunas agencias de publicidad uno es más libre, en algunos corporativos la homosexualidad quizá no está penada, pero aún sigue existiendo este rezagado y retrógrada pensamiento de que “No está mal, pero no se lo digas a nadie”. Porque ya sabes, qué van a decir.

Yo soy Airy Minor y me puedes encontrar como Lesbiana Accidental

Sígueme @LesbiAccidental

Airy 150x150 - Lesbiana y Profesional, la tarea de nunca acabar

¿Te gusto? ¡Compártelo!

Lesbiana Accidental

Decidida, valiente, estudiosa, escritora, fotográfa, bloggera, lesbiana, poeta y loca. Aquí ni verdad ni mentira #coworker

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *