¡Mamá, fui a Acapulco y todo bien!

Ahora si puedo decir ¡Mamá, fui a Acapulco y todo bien!

Todo comenzó hace medio año cuando en una de esas veces que me metí a navegar en internet, como de costumbre, comencé a buscar ofertas de vuelos; tenía antojo como un clima de tropical y se me ocurrió ingresar como destino Acapulco, así que deje que las páginas de ofertas hicieran lo suyo y ¡Sorpresa!, apareció una que llamo mi atención, $3 600 pesos vuelo directo Tijuana-Acapulco, y lo mejor, era precio por dos personas, así de increíble ¡No lo dude! Y lo compré…

Me fui a Acapulco9 1024x576 - ¡Mamá, fui a Acapulco y todo bien!

Sé que es un cliché mexicano, pero yo nunca había ido y quería comprobar si realmente “en el mar, la vida es más sabrosa”. Quería vivir en carne propia lo que de chico veía en la televisión. Tenía que vivir en carne propia Acapulco y decir ¡En el mar todo es felicidad!

Llegó el tan anhelado día y sin muchas expectativas llegué a la bahía.

El pequeño aeropuerto estaba un poco retirado del lugar donde me alojé, y para mi mala suerte no existe Uber y tuve que tomar un taxi de sitio que me valió $400 pesos. Mi primera impresión fue, que a pesar de ser febrero, me tocó un clima delicioso.

Después de 30 minutos llegamos a donde nos alojaríamos. Optamos por rentar un departamento para que los costos bajarán un poco y les puedo presumir que estaba muy lindo, bien ubicado en la zona de Costa Azul, 3 habitaciones, una alberca inmensa, y lo mejor, una hermosa vista panorámica. ¡El departamento estaba increíble!. Un amigo me lo rentó a un precio súper accesible. ¿Qué más necesitaba para que mi viaje fuera perfecto? ¡Absolutamente nada! Lo demás era cuestión de actitud.

Me fui a Acapulco3 1024x971 - ¡Mamá, fui a Acapulco y todo bien!

No quise desaprovechar el tiempo, así que compramos bebidas refrescantes y nos dispusimos a disfrutar de la alberca. Un par de horas después bajamos hacía “La Costera” para llegar a la bahía. No fueron ni 15 minutos para que nuestros pies descalzos sintieron la caliente arena de la playa. Finalmente, esa sensación de paz y libertad que te da apreciar el mar mientras escuchas el sonido de las olas. Me cayó el veinte: este fin de semana me entregaría a este paraíso.

Me fui a Acapulco6 768x1024 - ¡Mamá, fui a Acapulco y todo bien!

Poco me duró el gusto, porque cuando me quise meter al agua, súmale que no sé nadar, la playa me pareció peligrosa, las olas bien agresivas y el desnivel era brutal, porque con dar un paso tenía temor de no tocar los pies y que el mar me arrastrara.

A pesar de eso, la zona que conocí nombrada ¨El Acapulco Viejo¨ la avenida “La Costera” me pareció linda. El transporte público y los taxis muy económicos, además que todo lo que debes conocer puedes moverte sobre esta misma avenida, muy tropical e inundado de árboles de mango.

Me fui a Acapulco13 1024x683 - ¡Mamá, fui a Acapulco y todo bien!

Todas las personas con las que tuvimos contacto se portaron muy buena onda, y nos sentimos muy bien atendidos, a pesar de que una ocasión nos sintiéramos engañados por un mesero que nos invitó a comer pescado zarandeado en la orilla del mar sin avisarnos que nos iba a cobrar por sentarnos a comer en una mesa sobre la playa, pudiendo ofrecernos comer en el restaurante (donde nos dimos cuenta después  que no había nada de gente).

Me fui a Acapulco5 1024x768 - ¡Mamá, fui a Acapulco y todo bien!

No me puedo quejar, se come bien en Acapulco, no es tan caro. Las picaditas que desayunamos en una fondita de la esquina súper ricas, y súmale todo lo que venden de frutas está delicioso y más si están acompañadas de chamoy (las chamoyodas ??).

Y sí, fuimos a dar el rol por algunos bares que no recuerdo su nombre, pero nada extraordinario. Considero que la pasamos mucho mejor disfrutando de la alberca con unos tragos y buena música. Notamos que había mucha seguridad de noche y de día.

Me fui a Acapulco8 1024x768 - ¡Mamá, fui a Acapulco y todo bien!

De lo mejor y lo más divertido, son todas las actividades que puedes hacer en Acapulco: snorkel, pasear en moto acuática, el parapete, y la popular banana. La visita obligada, La Isla Roqueta, aunque la playa se inunda de bañistas, la experiencia está muy buena por el viaje que debes hacer en barco para llegar ahí (en este lugar si me metí a bañar bien a gusto). Aquí, todas estas actividades acuáticas están mucho más baratas, así que les recomiendo esperarse para hacerlas en este sitio.

Me fui a Acapulco11 1024x657 - ¡Mamá, fui a Acapulco y todo bien!

            En conclusión, ¡Todo fue perfecto! el clima, la playa, la arena, el sol y el mar azul. Me gustó Acapulco, y ninguna de las cosas de las que me advirtieron me sucedieron en mi estancia, me regreso con una buena impresión. Y sí ya sé, regáñenme porque no fui a La Quebrada, pero no me agüito, así tendré un pretexto para regresar en otra ocasión, y de pasada conocer la “fancy zona Diamante”.

Me fui a Acapulco12 1024x681 - ¡Mamá, fui a Acapulco y todo bien!

Cuéntenme los que han ido a Acapulco ¿Cómo la han pasado? Quisiera conocer sus experiencias.

Recuerden seguirme en mis redes sociales me encuentras como @edgar_ciruela y dejarnos tus comentarios!!

edgar ciruela 150x150 - ¡Mamá, fui a Acapulco y todo bien!

En ServicioDeAgencia estamos a favor de la libertad de expresión y ofrecemos un espacio donde es bienvenida la diversidad.

Puedes checar la experiencia de Victoria Volkova en este video que te servirá de guía de que hacer y a donde ir…

¿Te gusto? ¡Compártelo!

Edgar Ciruela

Me apasiona viajar y vivir nuevas experiencias. #Tijuana #Marketing #SocialMedia lo demás tu ya sabes que hacer!

9 thoughts on “¡Mamá, fui a Acapulco y todo bien!

  1. Que recomendaciones tienes para la vida nocturna LGBT… quiero ir con unos amigos y no sabemos si hay algo interesante para disfrutar en ambiente gay

    1. Gary, pues casi no fui a muchos lugares, la pasamos más tiempo en la alberca y todo súper cool. Tuve la oportunidad de ir al Demas Factory, pero como fui en domingo estaba medio aburrido, también fui creo se llama al Cabaretito e igual. En mi experiencia te recomiendo si una noche de antro, y en la alberca con unos tragos y amigos la pasarás genial. Saludos. ?

    1. ¡Qué onda Andrés! Vimos varios, y los encontramos primero en AirBnb. En el que habíamos acordado quedarnos se llama Santa Fé. No es el SÚPER HOTEL, pero bueno esta económico, salió 3,500 por todo más los impuestos. Tiene buena calificación, calificación de 8.1, con alberca, está a una cuadra de donde pasan los camiones “nice” a las zonas turísticas y hay comedera y un oxxo cerca. Es el más barato es una cama grande con 3 camas dobles. Espero que te haya servido la información. Gracias por escribir. ?

  2. Hola Edgar.. que tanto nos recomiendas Acapulco para pasar nuestra luna de miel… nos acabamos de casar y nos gustó tu post y vimos que eres casado, que tal se la puede uno pasar en un destino como Acapulco somos una pareja discreta y fuera del ambiente pero al mismo tiempo nos gusta la playa y esa parte tradicional que cuentas del viejo Acapulco nos encantó, parece como si te hubieras informado bien y planeado tu viaje.. escribirás más recomendaciones sobre ese destino y hacer o a donde ir… nos serviría de mucho! Somos Juan y Pedro

    1. Hola Juan y Pedro, qué gusto que este post les haya despertado la inquietud de irse de luna de miel a Acapulco.

      Te cuento que yo solamente conocí el Acapulco viejo, y cómo escribo en el blog me la pasé bien y me gustó bastante. El clima está muy agradable y no se me hizo tan caro. Para su luna de miel, depende qué estén buscando, pero me han dicho que la zona diamante es más bonita, pero te soy sincero, a mí en lo personal prefiero lo autóctono y tradicional de los lugares que visito, no me gusta mucho el turismo de lujos y eso.

      Contestando a tu pregunta, si recomiendo vayas con tu pareja, la van a pasar muy bien. Y seguiré escribiendo más sobre mis viajes, en cuando a acá a Acapulco, a menos que regrese. Pero cualquier duda en particular, puedes escribirme en mi cuenta de Twitter @EdgarCiruela Saludos ?

  3. ¿Será un buen destino para lesbianas o sólo para Gays? Hace mucho que no voy, la verdad me llevaban mis papas de niña, me gustaba mucho y nos hospedabamos en un hotel en Caleta frente a la roqueta que creo es ahora un hotel boutique… ¿sabes si la seguridad es alta? Ya que en las agencias de viajes nos recomiendan no ir…

  4. Hola Ana, gracias por escribir.

    Yo considero que puede ser un destino ideal para ambos, solo necesitas tener la actitud y ganas de querer pasarla bien. Yo fui como a dos antros gays y créeme me la pasé mejor en la alberca del departamento con mi pareja y amigos.

    Por otro lado, en cuanto a la inseguridad, también a mi me decía todo mundo lo mismo, pero me la pasé genial y nunca vi nada de delincuencia, ni me sentí amenazado y en peligro. Eso sí miré mucha seguridad por todas partes y la mayoría militares.

    En conclusión, si le tienes ganas a Acapulco pues deberías darte la oportunidad. Saludos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *