¿Qué es mejor: Ser la pareja o el amante?

Para estas fechas Bogotá se pone un poco más fría de lo habitual, en una de esas noches cuando me dirigía hacia mi casa, escuché sin querer una conversación entre dos amigos, donde uno le contaba casi a susurros y con un tinte a confesión que había sido el amante de alguien, lo curioso era que él decía que había desempeñado ese papel de amante y según el “muy bien”, así que me llego a la mente la siguiente pregunta ¿QUÉ ES MEJOR: SER LA PAREJA O EL AMANTE?

Y mientras escuchaba esta historia me empecé a preguntar, cuál de los dos roles sería el más chévere, si el de ser la “novio – esposo” o ser el “otro”, y al escuchar, a esta chico justificando su posición de haber sido “amante”, empecé a enlistar las características de cada uno.

¿QUÉ ES MEJOR: SER LA PAREJA O EL AMANTE? www.serviciodeagencia.com

LO QUE LEERÁN A CONTINUACIÓN APLICA PARA RELACIONES HOMOSEXUALES Y HETEROSEXUALES

NOVIO / ESPOSO

Sin importar cuándo tiempo tenga esta relación, este amor es OFICIAL, todo el mundo sabe de ello y, seamos sinceros, hasta sabemos cuando las parejas se pelean y el porqué.

Si lo miramos desde el lado heterosexual, la esposa en este caso sería la encargada de la casa, y en nosotros los hombres gay siempre uno será más hacendoso que el otro, el romántico empedernido que al llegar su pareja tiene ya la cena lista.

Es cosa de parejas lidiar borracheras, cuidar el guayabo manteniéndolo hidratado y consentido, es el anfitrión de todas las reuniones, es quien aguanta a los “amigos”, la familia, las fiestas de fin de año, los cumpleaños del sobrino, primo, tío y hermanos…

Sí, si la pareja es esa persona especial que da cantaleta, que nos ayuda a resolver problemas financieros, esa persona que nos ayuda con los gastos en el apartamento, esa voz de conciencia que en las “vacas flacas” no podemos pensar en vacaciones ni cosas muy ostentosas. Es esa persona que te espera en casa siempre para escucharte y compartir contigo la noche después de un día de trabajo.

Finalmente es esa persona que conoce de ti, pues por algo es TU PAREJA y el mundo lo sabe.

El AMANTE “EL OTRO”

Son dueños de ese amor “ocasional” de un hombre comprometido, esos que están cuando la pareja no está, no puede o simplemente cuando tienen ganas de “comer a la carta”

El amante, es quien disfruta de esas salidas frecuentes a restaurantes, bares o antros.

En muchos casos, el otro resulta ser el “viaje de negocios” de la compañía, es a quien en cada encuentro tiene un regalo. Sí, al otro es a quien se le pagaron esos gasticos personales o se le da gusto en esos caprichosos que dejan al hombre comprometido en “vacas flacas”.

El mozo, disfruta de una vida tranquila, sin reuniones familiares ni comitivas de aplausos, él se encarga de mandarlos a casa ebrios después de una noche triple C o triple R (Cena, Cine y Culo… Rumba, Ron y Residencia), finalmente él en casa tiene quién lo cuide.

No tienen derecho a exigir nada, ni horario, ni tiempo y mucho menos un hogar.

¿QUÉ ES MEJOR: SER LA PAREJA O EL AMANTE? www.serviciodeagencia.com

Al concluir estas características, por un momento pensé, ¡MEJOR SER EL AMANTE AL NOVIO DE ALGUIEN! Sin la fiesta de cumpleaños de la sobrina, sin discusiones, sin tiempos, sin complicaciones.

Pero luego, me di cuenta que a pesar de las desventajas aparentes de ser EL NOVIO, la pareja que todo el mundo sabe, aquel supuesto sacrificado, el que tiene la conciencia tranquila de estar al lado de alguien a quien quiere y entrega todo sin tener que entregar los menesteres de sufrir por dañarle la vida a los demás o sufrir porque le dan solo minutos de “amor”. Ser a quien le alimentan la soledad con regalos.

Seamos sinceros, ¿a quién le gusta que lo atiendan por raticos?, tomar lo que no es mío, no lo volvería a hacer por el amor que me tengo.

Amigos y amigas: en serio, no nos debemos conformar con un “amor de raticos”, con esas migas de pan o simples limosnas. Todos y cada uno de nosotros valemos mucho para permitirnos vivir a escondidas, siendo la comidilla de todos, porque OJO: así como saben quién es LA PAREJA también se sabe quién es EL AMANTE.

Cuando somos EL AMANTE, damos el lujos que hagan con nosotros lo que quieran, todo empieza a girar alrededor de él y nosotros finalmente somos su juguete, un juguete en una inmensa caja de posibilidades o ¿acaso crees que eres el único juguete?

Finalmente, y ya para terminar mi conclusión, RECUERDA:

Si ese hombre comprometido deja a la pareja por ti y pasas de ser EL MOZO a ser EL OFICIAL, habrás creado un karma y tarde o temprano lo vas a pagar, EL QUE ES NUNCA DEJA DE SER, y nada impide que te ponga los cuernos, que se consiga un nuevo amante, un nuevo “juguete” solo que esta vez tu serás quien lo espere en casa.

#NP Te Aviso, Te Anuncio – Shakira

Gustavo Patiño

¿Te gusto? ¡Compártelo!

Gustavo Patiño

Made in Colombia, productor artístico nato, recorriendo la ciudad día y noche con @OrgulloLGBT porque me soltaron el collar y nunca atiendo a mi conciencia. Acá encontraras mi vida, mis historias, mis anécdotas y por que no un consejo.

One thought on “¿Qué es mejor: Ser la pareja o el amante?

  1. Yo creo que mientras sepas y estés de acuerdo con el juego y tu posición en el todo es valido, me tocado estar en ambos lados y la verdad se disfrutan por igual, lo feo es cuando juegan contigo y te encoñas con alguien que no vale la pena y te hace que te quedes a su lado viviendo una relación tormentosa… ahí ya no es lindo el juego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *