#NoEsDeHombres: Un experimento muy incómodo

El Gobierno de la CDMX lanzó a finales del mes de marzo una campaña llamada #NoEsDeHombres, con dos vídeos realizados en las instalaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro, que resulto ser un experimento muy incómodo para muchos

El primer video

Titulado Experimento pantallas, algunas cámaras se encargan de enfocar los traseros masculinos localizados a lo largo y ancho del andén. Una vez que los incautos se percataban de lo sucedido, inmediatamente intentaban cubrirse o, en algunos casos, mostraban su enojo al verse acosados por dicha pantalla y por el resto de sus compañeros de viaje. Al final de los varios enfoques, la frase “Esto lo sufren miles de mujeres todos los días” se deja ver, intentando concientizar al público sobre el problema de acoso hacia las mujeres.

En el segundo video

Experimento asiento, se observa una butaca claramente formada para emular la figura masculina, con un robusto bulto localizado perfectamente para incomodar a los usuarios que decidieran sentarse en él. Un letrero indica que el lugar es exclusivo para hombres. Los intentos de los caballeros son en vano, el espacio vacío es atractivo pero es totalmente imposible acomodarse ahí sin sentir el voluminoso pedazo de plástico acomodándose entre sus glúteos. Si no salieron del vagón lanzando cientos de maldiciones, las víctimas pudieron leer un segundo letrero en el piso con la leyenda: Es molesto viajar aquí, pero no se compara con la violencia sexual que sufren las mujeres en sus traslados cotidianos.

En una encuesta realizada el año pasado por la organización El Poder del Consumidor, se revela que 7 de cada diez usuarios se han sentido acosados sexualmente en el transporte público. Lo interesante de la estadística es que 2 de esas personas son hombres. La campaña va dirigida a la protección femenina, una misión válida e importante, pero es importante no caer en el sexismo y con ello, victimizar únicamente a las mujeres.

Claro, las mujeres están más expuestas al acoso sexual tanto en el transporte como en la calle, trabajo, escuela y en la propia familia. Afortunadamente, aunque con no tan buenos resultados, el gobierno de la CDMX ha implementado áreas exclusivas en Metro y Metrobús para asegurar la integridad de las usuarias.

El acoso, a pesar de afectar mayoritariamente al género femenino, perjudica en menor medida a los hombres y hasta ahora, no se han hecho campañas dirigidas a ello, o por lo menos, orientadas a evitar el acoso, sin importar el género de quien lo ejecuta o de quien lo sufre.

No se trata de una lucha entre quien es más violentado, mucho menos de una batalla de sexos, se trata de inclusión. La campaña #NoEsDeHombres es una idea interesante y bien armada, como hombre, sentirme tan vulnerable ante el acoso me hizo querer evitarle a toda mujer un momento tan desagradable como ese. Como hombre homosexual, conozco la sensación de acoso y agresión, tanto sexual como discriminatoria, por lo tanto, abrir la mentalidad humana a simplemente respetar el cuerpo de los demás podría cambiar un poco al mundo, o al menos a nuestra ciudad.

Yo soy  Fernando Barrera @Feer_BP déjame tus comentarios y compártelo

 

¿Te gusto? ¡Compártelo!

AgenteSDeA

Nuestro principal objetivo es generar contenido escrito basado en diferentes temas de interés con el propósito de informar y entretener como parte de un servicio editorial incluyente y diferente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *