Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerpos

El amor nace en un instante, sin embargo, suele morir lentamente. Se puede encontrar el día menos pensado, en la rutina diaria; pero el anuncio de su ocaso viene con días de anticipación, angustias e incertidumbres. Pieza inconclusa para sofá y dos cuerpos de Mariano Rochman, es un viaje, en retrospectiva, que inicia con la pasión desbordada del enamoramiento y recorre los vericuetos que la cotidianidad produce en las relaciones de parejas. Algunas logran sobrevivir a ellas, otras mueren.

 

Dirigida

por Emmanuel Morales, la puesta en escena, que desde 2016 se ha presentado en la Ciudad de México, apuesta por el diálogo, la encarnación de las emociones y la seducción de los cuerpos semidesnudos que, en ciertas escenas, deambulan frente al público.

Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerpos 2 1024x682 - Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerpos

Reparto

Alfredo Gatica (Diego) y Antón Araiza (Diego) dan vida a esta versión homosexual de la obra, cuya historia original está planteada entre un hombre y una mujer. No obstante, más allá de la orientación sexual de los personajes, Pieza inconclusa para sofá y dos cuerpos enfrenta a la audiencia a una realidad que intentamos negar, pero está existe: la caducidad del amor.

Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerpos 10 1024x682 - Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerpos

La trama es simple

dos hombres, después de coincidir, en repetidas ocasiones, en el transporte público; un día, finalmente, deciden aproximarse, conocerse. Se enamoran. Desde su carencia afectiva, o egoísmo, se entregan al deseo legítimo de amar y ser amados. Todo sucede rápido. Comienzan a vivir juntos.

Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerpos 9 1024x682 - Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerposLa incompatibilidad inadvertida

Los hábitos personales y las expectativas de vida, que pueden diferenciar a un abogado de un fotógrafo, comienzan a desdibujar, lenta y dolorosamente, el romance. Se descubren, en las trivialidades de la cotidianidad, diferentes, ajenos, hartos del otro: “Quiero hacer cosas nuevas, pero no sé si quiero hacerlas contigo” Señala uno de los personajes. “¿Cómo pude tener tanta intimidad contigo?” Se pregunta el otro. La ruptura es inminente. La convivencia entre los amantes se ha vuelto imposible y, aunque existen recuerdos del romance que los unió, deciden separarse.

Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerpos 3 1024x682 - Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerposDe regreso al presente, ambos personajes, minutos antes de volverse a verse, cuestionan sus sentimientos y los del otro. ¿Aún me ama? ¿Ya no lo amo? ¿Lo amé? Con un final abierto, entre el último abrazo de los amantes o, quizás, el inicio de la reconciliación, se apagan las luces. La decisión la tiene el espectador.

Pieza inconclusa para sofá y dos cuerpos

Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerpos 6 1024x682 - Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerposdesdibuja, y ahí radica su valor, los trazos del romanticismo fácil que la maquinaria comercial del mercado LGBT busca inyectar en las expectativas amorosas de los hombres homosexuales. Inicia, tal vez, con el cliché de un mágico encuentro, pero su desarrollo, a veces cómico, redundante y hasta exagerado, logran colocar al público en la cotidianidad, arena en donde el amor se fortalece o muere.

Con una escenografía austera

Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerpos 1 1024x682 - Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerposa cargo de Edgar Sánchez, conformada por una pantalla y un mueble que hace las veces de cama y sofá; el peso de la obra radica en las actuaciones de Gatica y Araiza; a quienes, por su propio bien, deberían omitirles las escenas en las que intenta ejecutar una coreografía. No hay necesidad de ellas, pues no abonan ni reducen, tales ornamentos a la puesta en escena. El director ha sacrificado, en aras de un minimalismo válido, otros recursos, la danza no tendría que ser la excepción.

Por último

Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerpos 4 1024x682 - Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerposla obra, aunque en ocasiones peca de redundante (por ejemplo, en la escena donde los personajes discuten la infidelidad del otro), logra la esencia de su razón de ser: conectar con el público. Enfrentándolo con sus historias, al identificarse con el drama que encarnan los actores. Risas, silencios, suspiros ahogados, la audiencia reacciona al trabajo de Gatica y Araiza. Eso, es un mérito que merece ser reconocido.

Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerpos 7 1024x682 - Pieza inconclusa …para sofá y dos cuerposPieza inconclusa para sofá y dos cuerpos se presenta del 18 de octubre al 20 de diciembre en el teatro NH, todos los miércoles en punto de las 20:30 hrs. Habrá que ser precavidos si su intención en asistir a la versión gay de la obra, pues se alterna con su contraparte heterosexual. No dejen de asistir a ver esta comedia romántica que, por momentos, se antoja seria y, en otros, te hace brotar una sonrisa, cuando no, una carcajada.

Por Carlos Díaz

¿Te gusto? ¡Compártelo!

Carlos Díaz

Titulado de la carrera de Ciencias de la Comunicación Carlos Díaz es un apasionado de la pluma con un estilo literario fresco y muy actual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *