Psicologicamente ¿que es la homofobia?

La homofobia es como se la ha llamado a una actitud de desprecio y agresión en contra de personas homosexuales y personas que desafían las exigencias típicas del género que se les ha impuesto, en base a su sexo biológico; es decir, si la persona tiene pene y testículos deberá comportarse y asumirse como “hombre heterosexual”, o si tiene vulva, deberá hacerlo como “mujer heterosexual”, de lo contrario, algo está incorrecto y merece ser castigado y corregido, si no, eliminado. La homofobia se activa en nosotros, cuando una persona es percibida desafiando las expectativas de género y expresando amor y asociación afectiva homosexual.

Esta actitud homofóbica, es parte de nuestro sistema de creencias, ideales y valores con los que estructuramos la sociedad actual, un sistema que tendrá por ahí unos miles de años, pero que aunque suene a mucho tiempo, no siempre, según lo que sabemos, fue así. Hay suficiente evidencia, tanto experiencial como académica, que este sistema de creencias, ideales y valores, no es saludable para el desarrollo humano. De hecho, si lo seguimos mirando hacia el pasado, encontraremos que este sistema se estableció con el propósito de oprimir, someter y controlar social, religiosa, económica y psicológicamente, a mujeres y hombres, a través del establecimiento de una pirámide de poder, en cuya cúspide estaba un “macho-patriarca-sacerdote”.

Este sistema, que posiciona al género masculino como el único capacitado, y designado, por Dios para ejecutar, indiscutiblemente, el poder absoluto, nos ha dejado de herencia otros síntomas de “veneno social” como lo es la misoginia y el sexismo, el racismo, el fanatismo, la opresión y el desprecio de las clases sociales menos favorecidas por el dinero, la invisibilización de los ancianos, los niños y personas con discapacidad, la castración emocional y la tendencia a la muerte prematura en los hombres, la cultura de la violencia sexual, la guerra y la violencia física como formas válidas y plausibles de empoderamiento, entre otras cosas que no nos hacen nada bien. Un sistema que se salió de control ya hace muchos años, y que, a medida nos hemos organizado y armado de valor para cuestionar el derecho al poder absoluto, de este “macho-patriarca-sacerdote” en la cúspide de la pirámide, hemos arrebatado, a través de movimientos sociales y revoluciones culturales, el poder del conocimiento y la liberación de los grilletes de la ignorancia, el derecho a nuestra libertad y autonomía, y nuestra dignidad humana y sus derechos. También, hemos recuperado la divina experiencia que es el amar, en toda su plenitud.

La homofobia debe ser entendida como un introyecto psicológico que se manifiesta en una actitud, un introyecto es un proceso psicológico inconsciente a través del cual se forman estructuras mentales que contienen direcciones de qué pensar, cómo sentir, y cómo actuar, es decir, nos forma actitudes, su función es la preservar sistemas de valores sociales para determinados fines y propósitos. Los introyectos son como los hilos de un titiritero que controlan, a voluntad, los movimientos de una marioneta, siendo esta marioneta, nuestra mente y sentimientos. Los introyectos han sido usados para el control social desde siempre, regulan la conducta y son capaces de dirigir la voluntad humana. El introyectar, como fenómeno natural de la psiqué humana, no puede ser impedido pero sí podemos regularlo; a medida que modificamos nuestros sistemas de valores, ideales y creencias, así como nuestras actitudes, las personas introyectaremos mejores y mas saludables actitudes ante la vida, las cosas, y las personas. La buena noticia es que, también, pueden ser actualizados, modificados, y desechados, a medida que los hacemos conscientes, esto es lo que hacemos en psicoterapia. La homofobia, pues, es un introyecto peligroso ya que propicia el odio y la violencia, daña el sano desarrollo humano, tanto de su víctima como de quien la perpetua, incluso, nos puede dar la motivación, y seguridad de estar haciendo lo correcto, para privar de sus derechos, o incluso asesinar, a alguien.

Soy Psic. Alex Torres (@Psicoloco) te invito seguir leyendo más de este interesante tema en el siguiente link http://serviciodeagencia.com/la-homofobia-una-realidad-social/

¿Te gusto? ¡Compártelo!

Psicoloco

Creando y renovando la perspectiva de un facilitador del desarrollo humano... donde se celebra la autenticidad, la congruencia, las ganas de ser feliz y el compromiso con ellas.

2 thoughts on “Psicologicamente ¿que es la homofobia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *