Salir de lo cotidiano es vivir con amor

Me preparé para escribir algo que fuera diferente, salir de lo cotidiano: esto No volverá a suceder en mi vida.

Creer en el amor, que difícil será estar enamorado y no ser correspondido, que tan difícil será ver hacia una misma dirección desde dos mundos distintos, el mío y el tuyo…

Salir de lo cotidiano es vivir con amor - Salir de lo cotidiano es vivir con amor

Así que tome mi computadora, la encendí. Cerré los ojos por un momento, tome un respiro y en silencio empece a escribir esto que hoy estas leyendo.

No sé si la persona en quien estoy pensando en este momento lo estará leyendo. Pero quiero que sepa que estoy bien, aprendí que las cosas suceden cuando tienen que suceder.

Con el paso de los días descubrí que no solo estamos en esta vida para amar, ya que amar NO es solo a una persona, sino a un mundo entero de cosas y personas que llegan y se van de nuestra vida. Para ser más claro,  vivir es ya un hecho de que estamos amando. Tal vez lo que escribo no tiene sentido, pero es un sentir que debo llevar conmigo para toda la vida.

Desde el momento que una persona se cruza en nuestras vidas todo cambia, puede durar unos segundos pensar que pasamos con esta persona o en lo que nos convertimos cuando dejo de estar a nuestro lado, muchas veces pienso que sin esa persona no podré vivir, que difícil será ya no volver a saber nada de ella. Pero sabes, aún cuando la persona no esta, llegan a pasar cosas como; Lugares, recuerdos que nos llegan en el tiempo y pensamos en que ha sido lo mejor, porque aunque no lo creas, toda persona que llega a nuestra vida tienen la fuerza de hacernos los días mejores.

El amor no se acaba ni se acabará, aunque pensemos que ya dejo de querernos, simplemente termino nuestro tiempo con el o ella, hasta llegar a la correcta.

No desesperes y no espero que esto lo tomes como superación personal. Es algo que te comparto, parte de mí está escrito en cada nota que leas y que deseo te guste.

¿Te gusto? ¡Compártelo!

PinguDreamer

Soy PINGU un tuitero soñador, creando su propia historia y formando lazos de unión entre sus seguidores. No sé a dónde voy, pero tengo claro a donde no regresar... No dejes de sonreír.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *