Sexo monótono! y ahora ¿que?

Hablemos del cuando el sexo se vuelve monótono y te preguntas ¿y ahora que?

…Arriba, abajo, adentro, encima, a un lado, para el otro, más lento, mejor más rápido, más, máaas, ¡¡¡QUÉ MÁAAAAAAAAAAAAAAAS!!!…”

Sí, lo anterior es tan familiar que ya no es excitante escucharlo – y mucho menos leerlo-. Es lo que hay, cuando la sensatez sexual es nula y aquellas líneas, las escuchas más veces de las que oyes tu nombre. Es entonces, el momento de un cambio inminente –al menos- de escenario.

         Por suerte, existen varios y diferentes lugares, donde puedes echar a volar tu imaginación y enloquecer con los rincones que te ofrecen tu hogar, la escuela, la oficina, e incluso, los parques, restaurantes, cafés, el gym, el antro, el cine, la sala de espera, el súper y un largo etcétera.

¿Ya se te antojó? ¡¿Qué esperas?! Ve por tu pareja al trabajo y descubran más usos que le pueden dar a esa oficina vacía, a esa sala de juntas, a ese comedor con poca gente, a ese rincón que nadie ve pero se te antoja estrenarlo… ¡¿Qué esperas?!

Sí, el mundo laboral absorbe tiempo, energía y vitalidad, pero no es excusa para padecer lo que los expertos llaman “Monotonía Sexual” – aquellas prácticas sexuales negables que ya no producen placer ni sorpresa -. Vayan más allá, no teman, dejen a su perverso interno – y a su pene o vagina, según sea el caso- mandar sólo por algún momento.

Ponte aquella playera con la que luces más sexy, más delgado y más seductor. Combínala con ese pantalón que remarca tus encantos y fija tu objetivo: Enloquecer a tu pareja. Ve por él, llévalo a lado oscuro de su oficina, no le expliques nada, sólo llega, quítale esa cara de abrumo con una buena dotación de besos húmedos, sacude su ser al explorar con tu lengua, las partes inconquistables de su cuerpo. Utiliza todo lo que está a tu alrededor y genera nuevos usos al escritorio que sólo sirve como base de estrés.

¿Tienes escaleras? Desnúdate por escalón e invita a tu pareja a seguirte, con tu ropa amárralo al barandal y con los dientes, da pequeñas mordidas por todo su cuerpo – Todo su cuerpo-, puedes aprovechar para tener una buena sesión de #SexoOral o un buen escenario para jugar al “Amo y esclavo”.

Sexo monotono y ahora ¿que? www.serviciodeagencia.com

¿Hora de cenar? Invítalo a un restaurante concurrido, mientras están en la fila de espera calienta los motores y cuéntale, susúrrale, dile aquella fantasía tan excitante que no ha dejado en paz tu mente. Menciona el poder de tu lengua y la vitalidad de tu virilidad. No olvides hacer pequeños toqueteos atrevidos y muérdele el labio.

Una vez en su mesa, siéntate a un lado de él – no enfrente-, cuida que estén en un buen lugar. Y ahora, manos a la obra: tócalo, bájale el cierre, ábrele los últimos botones de su camisa, cuéntale que olvidaste ponerte boxers, dile las ganas que traes, mete tu mano en su pantalón y mientras le hablas, haz que tu mano converse con su pene y déjate llevar.

¡Cuidado! Debes estar precavido de todo lo que pasa a tu alrededor, pues pueden caen en lo incorrecto e incomodar a la concurrencia. La clave de esto, es la sutileza mezclada con el atrevimiento más no el exhibicionismo que provoque una escena vergonzosa en un lugar abarrotado.

Explora nuevos escenarios y cuéntame ¿cómo te fue? Por lo pronto, hoy es “Noche de Sushi” y sí, iré a ese lugar, dónde las filas son largas y las mesas compartidas, sí la historia puede tener más de un “final feliz”

 Artículo por JuanCarlos Nicholas

En ServicioDeAgencia estamos a favor de la libertad de expresión y ofrecemos un espacio donde es bienvenida la diversidad.
¿Te gusto? ¡Compártelo!

JuanCarlos Nicholas

JC Nicholas es un experto en temas de sexo y sexualidad... déjate atrapar y seducir en una cita a ciegas con el placer y la sensualidad de este Agente SexOso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *