Como sobrevivir a la heterosexualidad y no morir en el intento

Toda mi vida he convivido con personas afines a mis gustos e ideologías, siempre evitando confrontaciones u opiniones negativas a mi estilo de vida y hasta hace seis meses estaba conforme con ello, inclusive el primer semestre de la Universidad se acoplaba a lo ya vivido, hasta que en un ajetreado intercambio de horarios termine sentado con 4 compañeros de escuela, a los que no les hablaba y que tampoco tenían conocimiento de mi homosexualidad y sí, he de reconocer que el marcado estereotipo heterosexual mexicano estaba muy presente y yo no tenía la menor experiencia de como socializar con ellos ¿Debería de asistir a un doctorado de mujeres y traseros? Creo que mi experiencia en hombres se pondrá a prueba… en el intento continuo de sobrevivir a la heterosexualidad y no morir en el intento

como sobrevivir a la heterosexualidad y no morir en el intento2 - Como sobrevivir a la heterosexualidad y no morir en el intento

Y no es que quiera implantar la idea de que hombres gay y hetero son diferentes,

en mi caso era una experiencia nueva, llena de miedo y que el rechazo estuviera de nuevo presente, el contacto de este tipo fue en la primaria donde apenas tenía conocimiento de mi sexualidad y que, por mis recuerdos era de muchos amigos jugando lo de moda cartas de Yu-Gi-Oh, tazos de Pokemon, Halo CE y demás juegos donde las corretizas, pistolas e imaginación tenían un poderoso incentivo.Como sobrevivir a la heterosexualidad y no morir en el intento 2 - Como sobrevivir a la heterosexualidad y no morir en el intento

 

Ahora me preguntaba

¿Qué debo de decir? ¿Cómo debo de decirlo? ¿Tengo que decir que no me gustan las mujeres? Curiosamente me sentía como una segunda ¨salida del closet¨ y ni siquiera eran mis amigos, o eso pensaba. Con el transcurso de los días me daba cuenta que quizá ese miedo no era mío, sino estaba implantado por todo lo que se vive en la sociedad respecto a la comunidad, quizá era yo quien no se aceptaba de nuevo y aspiraba a ser ¨uno de ellos¨, tenía que tranquilizarme porque de nada serviría estar a la defensiva siempre y peor aún, aparentar algo que no soy.

Como sobrevivir a la heterosexualidad y no morir en el intento3 838x1024 - Como sobrevivir a la heterosexualidad y no morir en el intento

Mi único referente con este mundo ha sido mi hermano,

con el sus constantes alusiones o piropos solo me conectaban a su lenguaje pero todo lo demás era un misterio, recuerdo la primera vez que hablaron de mujeres, Dios mío, y yo que pensaba que los gays éramos los únicos que se expresaban de esa manera… Hombres al fin de cuenta, eso me dijo una amiga cuando le platicaba como me sentía de extraño al lado de ellos, lo que hice durante un tiempo era quedarme callado y a la menor oportunidad cambiar el tema de manera sutil, si lo sé, no era una táctica honesta pero no está listo para enfrentar sus opiniones o si estaba preparado para entender que no todas las personas tiene que aceptar mi estilo de vida, si respetarlo pero no imponerlo.

Como sobrevivir a la heterosexualidad y no morir en el intento - Como sobrevivir a la heterosexualidad y no morir en el intento

Tengo novio y siempre he exigido que lo respeten pero esto era algo nuevo en cuestión de fuerza, si alguien no le parecía simplemente lo ignoraba y si se ponía fea la situación sabía que podía defenderlo pero contra ellos que eran casi de tamaño era algo que si me tenía algo preocupado y se perfectamente que ese es un pensamiento totalmente ¨de macho¨, me disculpo pero vago en ambos mundos de vez en cuando.

Del vacío existencial a la hipersexualidad - Como sobrevivir a la heterosexualidad y no morir en el intento

Y más tarde que temprano el Día ¨D¨ llego,

los agregue a Facebook uno por uno y cuando la relación con mi pareja se volvió algo que quería compartir con el mundo, subí una foto con el beso más apasionado que una cámara podría plasmar y cuál fue mi sorpresa que estaban entre los 10 primeros ¨likes¨ que recibí, al día siguiente pensé que sería el chisme del salón, que todos me señalarían como el gay de la generación, nadie dijo nada, las cosas siguieron su curso sin interrupciones salvo una sola pregunta que hizo el más serio de los 4 ¿Por qué no nos habías dicho antes que eras gay? Supe en ese momento que todos los miedos que sentía eran infundados y que fui aceptado inclusive antes de plantearme la duda de que si lo seria o no.

Al día de hoy 2 de ellos se marchan hacia otros rumbos y aun no sé si seguiré en contacto con todos ellos pero aprovecho para darles las gracias, pude superar un miedo, un obstáculo y darme cuenta de algo importante: Los amigos siempre se encuentran en los lugares menos esperados.

 

Colaboración de Enrique Machuca

 

¿Te gusto? ¡Compártelo!

Enrique Machuca

Sociólogo mexicano amante de la política y apasionado por los hombres. Metalero de día, diva de noche, escritor en el intermedio. Entrometido, curioso y siempre dispuesto a aprender...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *