Soledad acompañante de la vida Gay

Hace algunas semanas un niño que me sigue en mis redes sociales me compartió un artículo titulado “La Epidemia de la Soledad Gay”. De entrada el título me atrapó y creo que me lo compartieron con la intención que empezara a escribir sobre cosas serias; y es que Michael Hobbes, el escritor de dicho texto, describe de manera fluida la forma de vida de los gais en US, sin embargo mientras más leía más me identificaba con el tema.

Hobbes, habla de cómo mucho de sus amigos sufren tremendas depresiones y actitudes destructivas tales como el sexo compulsivo o el abuso de substancias. ¿Seré yo maestro? Pensaba mientras me iba metiendo en la lectura. Si bien es cierto siempre me las he tirado de un gay que vive como quiere y no le importa que la gente sepa lo que hago y como, eso me hacía sentir un tanto especial… pero luego me di cuenta que somos al final tan parecidos en nuestras conductas que fuera de sentirme especial me sentí identificado.

soledad gay1 1024x683 - Soledad acompañante de la vida Gay

Muchas veces me he sorprendido revisando el Grindr y el Scruff a primera hora de la mañana, incluso antes que Facebook.

Creo que para mí, como para muchos gais, el hecho de encontrar a alguien para tener sexo es una tarea obligada de todos los días, o sea un trofeo diario de 20, 30, 45 minutos o un par de horas de placer con alguien a quien probablemente nunca más vuelva a llamar. Buscando en nuestras famosas “Match Making” el príncipe azul efímero para la tarde después del trabajo. Hobbes menciona que uno de sus amigos le cerraba la puerta a un hombre que se iba de su apartamento después de tener sexo, mientras ya estaba quedando con el siguiente, y me digo: ¡Doug, no sos el único que hace eso!

soledad gay4 1024x683 - Soledad acompañante de la vida Gay

Me siento agradecido…

…porque la vida me ha dejado conocer a gais de dos o tres generaciones anteriores a la mía y parece que en cuanto a conductas las cosas no han cambiado mucho. Mi jefe, Cesar, es un hombre de 53 años que vivió la explosión de la epidemia de sida en los 80´s, vio morir a muchos de sus amigos de la manera más miserable a causa de aquella terrible enfermedad que nadie conocía y que era llamada “el cáncer de los gais”. Cesar ha sido un verdadero maestro, después de conocerlo, muchas de mis culpas se han ido difuminando en la aceptación de lo que soy, como hombre, como gay, como humano y como ente sexual. Mario, es otro gay que vivió las primeras tragedias de la epidemia, de hecho él fue la primera persona que inició la respuesta al VIH en mi país, como héroe y con sus propios recursos viajaba a US y recolectaba los medicamentos de pacientes que ya habían fallecido y con la ayuda de un joven empresario guatemalteco lograba traer aquellos medicamentos casi de contrabando. Lo conocí en una reunión hace algunas semanas en la clínica para gais donde trabajo como comunicador, Cesar me ponía en evidencia en la reunión, como uno de los usuarios de PrEP que más cuenta le saca a la pastilla… y yo con toda la pena del mundo me refiero a Mario diciéndole que lo que Cesar decía no era del todo cierto, a lo que me responde “No tengás pena, yo a tu edad me hechaba a siete diferentes diarios”… fue ahí donde terminé de comprobar que este hombre nació para ser una leyenda, no les voy a contar a cuantos he tenido en mi cama en un día pero aún no he llegado a siete.

soledad gay6 1024x683 - Soledad acompañante de la vida Gay

Volviendo al tema…

…el artículo de Hobbes dice algo más o menos así “Según estudios, los gais son 3 veces más propensos a padecer algún trastorno de la personalidad que los heterosexuales y tienen 10 veces más riesgo de cometer suicidio”, abriendo un poco más mi corazón con ustedes, yo llevo el punto y coma en el brazo derecho (;), porque si, tuve pensamientos suicidas en una de mis peores crisis mentales, en donde todo se partió por la mitad y tuve que agarrarme de mi doctor, mi familia y mis amigos para salir adelante. Hoy pienso que afuera hay muchos chavos con enfermedades mentales sin diagnóstico y sin tratamiento y/o sintiéndose muy mal por la vida sexual que llevan, por regresar a sus casas y que con suerte los esté esperando un perrito. En mi casa me espera una ventana enorme donde puedo pasar horas contemplando la vista mientras espero “al próximo”, como diría la concejala antropófaga de Almodovar: “que pase el próximo y ahí estaba afuera, esperándome, el próximo”.

soledad gay2 1024x683 - Soledad acompañante de la vida Gay

Y siempre hay un próximo…

Yo suelo sentir que estoy corriendo contra el tiempo, tratando de comerme todo lo que pueda en el camino antes que el ride se acabe, porque presiento que un día la fiesta de acabará. Mucha gente me dice ¿Y por qué no te buscás un novio?, y pues buscarse el novio es lo más fácil, salir de él es lo difícil, porque en serio que prefiero mil veces ver pasar la mañana en la espera de la noche, detrás de mi ventana… pero solo.

Diego, un niño lindo, flaco, con el cabello largo, rizado y pestañas abundantes fue el último intento fallido que tuve por tener algo con alguien, y es que en serio fuera de lo lindo que era además de toda una máquina del placer el hecho de conocerlo era una perfecta receta para el desastre. 1. Lo conocí en un sauna, dimos tremendo espectáculo a la concurrencia, aun me escriben chavos que nos vieron esa tarde para preguntarme si Diego y yo aún seguimos juntos 2. Bipolar diagnosticado y sin tomar medicamentos, 3. Ambos celosos hasta el copete y 4. Mentiroso, mentiroso… a pesar que yo quería con todas mis fuerzas imaginar que todo podía ser bonito sabía de antemano que Diego no podría pasar de ser el tipo con el que cogí increíble en el sauna, al que por error le di mi número de móvil.

Por mi situación emocional creo que nadie se percató del daño que me produjo el haber introducido a este niño en mi vida, y díganme Thalia en Marimar pero en serio yo pasaba las noches llorando amargamente porque que Diego no estuviera, pero no era por el hecho de estar solo, sino por verme en la obligación de irme acostumbrando mientras sigo corriendo contra el tiempo, solo.

soledad gay5 1024x683 - Soledad acompañante de la vida Gay

El ir a la cama con el móvil en la mano, ver grindr por última vez antes de dormir y ser lo primero que vea al despertar no me parece para nada constructivo. Estoy seguro que todos ustedes tienen o han tenido a un Diego en sus vidas. La soledad entre nosotros los gais es algo de lo que todos deberíamos ocuparnos, ahora estoy tratando de pasar más tiempo con mis amigos, mi familia y ver de qué forma puedo ayudar a que las cosas cambien para los LGBTI en cuestiones de salud y derechos humanos. Ya no me siento mal por mis conductas sexuales porque soy 100% adherente a PrEP y porque me cuido mucho y además me realizo los análisis de rigor para estar controlado y bien, además platico con casi todas mis parejas sexuales sobre la importancia de saber su diagnóstico para VIH, hepatitis B, sífilis y todo el resto de ITS (infecciones de transmisión sexual), a las que estamos expuestos. Un hombre muy sabio me dijo una vez “las ITS son como cualquier otra enfermedad, con la diferencia que éstas tiene una enorme carga moral”

Y pues para que no se lea solo como algo donde expongo lo triste y solitario que como gay puedo pasarla les puedo decir que conocer más gente, ayudar a los gais más jóvenes con tu humilde experiencia, ser quién sos, aprender a enamorarte de vos mismo y reconocer cuando necesitas ayuda es clave para que cuando te toque estar solo, seas un solitario feliz de contar con la compañía del TU y si al final llega un Diego que pues de plano si se convierte en Prince Charming pordás valorarlo y valorarte para que la experiencia valga la pena vivirla.

Te dejo un abrazo y mis muy mejores energías, mis disculpas por estar tan ausente pero ya no más, por ahí viene el próximo.

No olvides dejar tus comentarios y si tienes alguna anécdota que compartir es bienvenida, yo soy Doug Tejeda

¿Te gusto? ¡Compártelo!

Doug Tejeda

Comunicador social y fotógrafo, conductor de Televoz en antigua Guatemala y colaborador de National Geographic

One thought on “Soledad acompañante de la vida Gay

  1. Creanme que es un tema muy dificil desarrollar un tema tan profundo . Respeto total a Doug Tejeda por su labor al exponer este angulo, que tal parece para mi que tiene mas tentaculos y fibras que no las quizo exponer . Agregando un poco mas de pimienta y sabor a esto yo quisiera referirme no solo a Soledad y sexo compulsivo .Hay una realidad que desgasta a nuestra poblacion , como seres humanos somos dotados de una parte espiritual , mental y fisica y no por ser gays venimos con menos , todos somos iguales . Muy duro decir que nuestra poblacion esta sufriendo de una perdida espiritual desgarradora y mentalmente ni que decirlo . Doug lo plasma muy bien . Nuestra poblacion esta sufriendo de codependencias , baja autoestima , agresiones , enfermedades mentales . Sumidos en relaciones tan toxicas por la falta de amor propio , eso sin contar la cantidad de drogas en nuestro medio . Han visto los gays que cambian de pareja cada semana mes etc , enfermedades no declaradas como bipolaridad trastornos de ansiedad , esquizofrenia u otros . Mil disculpas si no me doy a entender bien en realidad no soy escritor profesional pero si algo tengo claro es que NUESTRA SICIEDAD GAY ESTA ENFERMA de que de ego , de orgullo lujuria desenfrenada de irrespero por nosotros mismos . Quiza esto obedece a tanto maltrato en la ninez o donde sea . Pero no quiero dejar esta gota en un oceano de locuras en los que sumergimos los gays por CARENCIAS AFECTIVAS .
    Quiza la unica solucion es que cada uno conosca su norte se conosca y se respete asi mismo y nos demos xyenta que el unico que me puedo hacer feliz soy yo mismo . Invitandolos a ver las ensenanzas del Buda que en lo personal a mi. Ne gan ayudado a ser un mejir gay en una sociedad gay Tan enferma . Y me llana poderosisimente la atencion que es en todo el mundo no solo en Guatemala y Costa Rica . Mil gracias si se detallaron a leer mi sencilla opinion .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *