Un ángel guardián de la CDMX en Bógota

Martes 12 de abril, me encontraba en casa, descansando de un día de trabajo, dando vueltas por las redes sociales, buscando algo por web cuando recibe el mensaje, esta invitación para escribir para ServicioDeAgenda, invitación que acepte casi sin pensarlo. Pase varias horas y fume varios cigarros pensando en que escribir, hasta que recordé, recordé esa historia que aunque corta aun está vigente y acá esta, la historia de ese ángel guardián del CDMX que conocí en tierra colombiana. ¡ESPERO LES GUSTE!

Bogotá, una ciudad de no duerme, donde todos y cada uno de sus habitantes puede encontrar rumba a la vuelta de la esquina sin importar el día de la semana. Era un fin de semana como los otros, no tenía nada que celebrar, nadie cumplía años ni era una ocasión especial.

La noche era joven y bueno soy un joven en busca de diversión, las detalles con el tiempo se han ido borrando pues esto pase hace ya algunos años, para serles sinceros el lugar y con quienes estaba de rumba no lo recuerdo, solo recuerdo que a las 3:00am me encontraba caminando por las calles de Chapinero buscando ese tan famoso y aclamado amanecedero (los cuales aun son ilegales en Bogotá).

Un ángel guardián www.serviciodeagencia.com

Luego de algunos minutos llegue, llegue caminando a “Trinchera”, un lugar oscuro pero acogedor, donde la lujuria y el pecado son la mejor combinación, como los antros tenia al dj de moda, las personas mucho mas lascivas y claro un lugar para románticos y un poco mas borrachos con música de plancha y ranchera.

Al llegar ya era muchos morboso y la música era todo una lujuria, algunos minutos después me encontré con un amigos, amigos de los que les encanta la rumba por horas, días y quizá semanas, ellos me presentaron a alguien que para ese momento para mí era uno más en la rumba…. Yo seguí en lo mío LA RUMBA, tome varias cervezas, baile, me encontré a varia gente y para esas alturas ya no tenía sentido del tiempo ni de las horas.

Recuerdo que subí al ambiente mas solo, el ambiente donde tenía música de plancha, compre una cerveza y me senté en una mesa, mi borrachera era tal a esa hora que solo pude tararear una canción de Ana Gabriel que sonaba en ese momento.. “solo tú, eres tu quien me ilumina, mi pequeño talismán…” ME QUEDE DORMIDO, así, así sin más en aquella mesa, me quede dormido en la mitad de un bar.

Cuanto tiempo paso, no sé, cuantas horas dormir, tampoco lo sé, solo sé que al despertar y abrir mis ojos vi a alguien sentado en la misma mesa en la cual yo me quede profundamente dormido, aquel hombre de camisa de cuadros al ver que despertaba solo me dijo “Que onda, buenos días ¿pudiste dormir?” lo primero que pensé fue “MIERDA, me robaron” toque mis bolsillos, busque mi billetera y mi celular, al ver que todo estaba en su sitio y después de notar que era un hombre muy guapo conteste “Hola, si pude dormir, ya estoy sobrio de nuevo”.

Un ángel guardián www.serviciodeagencia.com

Seguí halando con el por varias horas, me invito varias cervezas y la conversación se hacía más amena, me comento que era del CDMX, que estaba de vacaciones en Colombia y que Bogotá era su última parada, me comento también que nos presentaron cuando yo llegue al bar peor que yo no le preste atención, me avergoncé en ese momento pues en medio de mi borrachera no recordaba. Seguimos hablando y el menciono que me vio subir y fue tras mío, quería hablarme pero me encontró durmiendo en la mesa y que tomo la decisión de cuidarme el sueño con la ilusión de que al despertar pudiera hablar conmigo.

Era ya de mañana, creo que eran las 9 de la mañana y seguíamos escuchando música de plancha, tomando cerveza, coqueteando y bueno besándonos. En mi mente tenía el pensamiento “¿ahora qué va a pasar?” pero al parece el escuchaba mis pensamientos pues pasado unos momento me invito a su hotel, me invito a que descansáramos de la rumba pues ya era casi medio día. PASARON SOLO SEGUNDOS y ya estábamos abordando un taxi camino a su hotel.

Hicimos de todo menos descansar, la ropa al cruzar la puerta del cuarto nos estorbo, los besos cada vez fueron más cortos, más apasionados y con más morbo, con cada prenda que me quitaba descubría un hombre más salvaje y dominante, un mar de lujuria y sudor recorría nuestros cuerpos, entre gemidos y orgasmos pasaron las horas, horas llenas de placer y muchas venidas… Cuantas horas pasaron no lose, cuantas condones gastamos ya se me olvido, ahora acostad a su lado en lo que fue la idea inicial y descansando me preguntaba ¿CUANDO VOLVERA A SU PAIS?, quería que se despertara y me volviera a excitar de tal manera, pero al despertar y luego de comer algo menciono: “debo alistar maleta, regreso a la madrugada al CDMX”, había pasado todo el día, eran las 7 de la noche cuando me encontré saliendo de su hotel camino a casa, recordando con morbo y placer todo lo sucedido, lógicamente antes de irme intercambiamos números de celular y por supuesto nos agregamos a facebook.

Un ángel guardián www.serviciodeagencia.com

Fue un buen fin de semana gracias a él, rumba, buen sexo y un nuevo amigo, pasaron algunos esa semana cuando sin pensarlo y quizá deseándolo entro una llamada a mi celular, era el llamándome desde el CDMX diciéndome que yo había dejado un anillo en su cuarto de hotel, anillo que él se había llevado con la idea de que algún día yo fuera por el al CDMX o que sería la excusa perfecta para vernos cuando el volviera a Bogotá. Fue el momento más romántico que recuerdo.

Hoy en día seguimos hablando, facebook, twitter y whatsapp nos han quedado pequeños para seguir recordando lo que sucedió esa noche y claro sigo preguntando si aún conserva mi anillo, a lo que siempre contesta que está esperando en su mesa de noche que yo lo recoja. Siempre que lo recuerdo trato de escribirle que él esa noche fue MI ANGEL DE LA GUARDA, claro siempre insinuó que todo se puede volver a repetir y posiblemente sea mejor que aquella noche de Trinchera.

Un ángel guardián www.serviciodeagencia.com

No olviden dejar sus comentarios y compartir esta anécdota que les acabo de compartir, síganme en mis redes sociales como @GapBecquer

¿Te gusto? ¡Compártelo!

Gustavo Patiño

Made in Colombia, productor artístico nato, recorriendo la ciudad día y noche con @OrgulloLGBT porque me soltaron el collar y nunca atiendo a mi conciencia. Acá encontraras mi vida, mis historias, mis anécdotas y por que no un consejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *